Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las empresas españolas abren la competencia del juego ‘online’

La Dirección de Juego concede 53 de las 59 licencias del juego por Internet. Codere, Cirsa o Franco competirán por primera vez con Bwin, Betfair o Pockerstar

Un usuario observa una partida de póquer en Internet. Ampliar foto
Un usuario observa una partida de póquer en Internet. BERNARDO PÉREZ

Las grandes firmas extranjeras de apuestas online han obtenido las licencias para ofrecer juego por Internet. Al final,  casi todas ellas han aceptado regularizar su situación con Hacienda, requisito indispensable para poder optar a la concesión. La Dirección General de Ordenación del Juego anunció hoy la concesión de 53 de las 59 licencias pedidas por las empresas para operar en el sector. Empresas como Bwin, Betfair, Sportingbet (Miapuesta) o Pokerstars regularizarán su situación tras años operando en situación alegal.

La buena noticia para lo aficionados de las apuestas por Internet es que va a tener más webs donde elegir. Y es que las fi9rmas internacionales tendrán que competir por primera vez con las empresas tradicionales españolas de juego presencial, como Codere, Cirsa o Recreativos Franco, que también han logrado la licencia. Así, 26 empresas de juego online extranjeras, muchas de ellas radicadas en paraísos fiscales como Gibraltar, se enfrentarán por primera vez a 27 firmas españolas, novatas en el sector, entre ellas cuatro medios de comunicación.

Se reparten un mercado que el año pasado generó unos ingresos de 370 millones de euros, y con fuerte proyección según la patronal de juego online, JDigital, que prevé que con la nueva regulación se eleve la facturación a 500 millones en 2012 y a 800 millones en 2014.

Las empresas que han conseguido una licencia deberán operar desde un dominio .es a partir del 5 de junio, mientras que las que carezcan de autorización deberán cesar hoy, al igual que tendrán que dejar de emitirse los concursos de televisión que carezcan de título habilitante.

En total, se han concedido 91 licencias generales y 186 singulares, frente a las 98 y 197, respectivamente, que fueron solicitadas. Según la misma fuente, quedan pendientes de resolver tres licencias generales y cinco singulares correspondientes a dos empresas, mientras que otras ocho han sido archivadas y tres denegadas.

Las licencias singulares se reparten entre concursos (9) y juegos, como póquer (27), bingo (26), ruleta (31), blackjack (28), punto y banca (19) y juegos complementarios (7). El resto corresponden a apuestas hípicas de contrapartida (8), apuestas deportivas de contrapartida (17), apuestas hípicas mutuas (4), apuestas deportivas mutuas (1) y apuestas de contrapartida (9).

A partir de la publicación de la resolución de concesión de licencias, entrará en vigor el régimen sancionador previsto en la Ley del Juego, que prevé sanciones de hasta 50 millones de euros para las infracciones muy graves.

Regularización fiscal

La concesión no ha estado exenta de polémica ya que la pasada Semana Santa, la Oficina de Investigación Contra el Fraude (ONIF) abrió una inspección contra las principales empresas internacionales, a las que le reclamó los impuestos de los últimos cuatro ejercicios que han operado en España sin cobertura legal. Esa inspección coincidía en el tiempo con la apertura del plazo para otorgar las licencias, necesarias para poder operar con la nueva normativa.

Aunque el Ministerio de Hacienda no se ha pronunciado, se estima que los ingresos por estas regularizaciones superarán con creces los 100 millones de euros.