Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica sacará a Bolsa sus activos en Alemania y Latinoamérica

La operación permitirá reducir la deuda de 57.000 millones

La compañía pagará 0,40 euros en efectivo del dividendo y 0,9 en acciones

Un pabellón de O2 en una feria en Hanover (Alemania).
Un pabellón de O2 en una feria en Hanover (Alemania). REUTERS

Telefónica sacará a Bolsa sus filiales en Alemania y Latinoamérica, una operación que se une al proceso ya en marcha de venta de activos no estratégicos como Atento, con el objetivo conjunto de poner en valor sus participaciones y reducir la deuda que asciende a 57.137 millones de euros. El consejo de administración de la operadora aprobó ayer el inicio de los trámites preparatorios para estas operaciones.

La compañía que reside César Alierta entiende que debido a la crisis financiera que golpea España y las restricciones de crédito, estas colocaciones pondrán en mayor valor sus participaciones internacionales y le ayudarán a dotarse de liquidez. Este es el caso de la salida a Bolsa del negocio en Alemania, un mercado maduro con crecimiento estable que no sufre la crisis de consumo por la que atraviesa España.

La multinacional española facturó en el país germano 5.035 millones de euros en 2011, con un crecimiento del 4,3%, y con un beneficio bruto operativo (Oibda) de 1.219 millones. Al cierre del primer trimestre, cuenta con 25 millones de clientes en el país, de los que 18,6 millones son de móviles y el resto de fijo e Internet. La operación se circunscribiría al mercado bursátil alemán (Bolsa de Fráncfort).

Se abren más dudas sobre qué negocios saldrán a los mercados latinoamericanos. Su principal filial en la región, la brasileña Vivo, cotiza en el mercado de São Paulo. La filial de Argentina se excluyó de Bolsa y en las de Chile y Perú apenas queda remanente de capital flotante (el 2,1% y el 1,7%, respectivamente).

En todas las salidas a Bolsa, la compañía mantendrá una participación mayoritaria. En fuentes del mercado se estima que las colocaciones podrían rondar el 20% del capital.

Asimismo, Telefónica ha aprobado la distribución de remuneración al accionista para el año 2012, que ascenderá a un dividendo de 1,30 euros por acción y una recompra de acciones por otros 0,20 euros a ejecutar antes de finales de mayo 2013. Las acciones propias compradas serán amortizadas posteriormente.

Del dividendo de 1,30 euros, se realizará un primer pago en efectivo de 0,40 euros por acción en noviembre de 2012, y los 0,9 euros restantes, su distribución en mayo de 2013 en forma de scrip dividend.

La compañía ha adoptado esta decisión tras observar que en la reciente scrip dividend la opción mayoritaria de los accionistas —más del 60% según la estimación preliminar— ha sido suscribir nuevas acciones.

Los scrip dividends son emisiones de acciones a través de ampliaciones de capital para remunerar a los accionistas en vez de ofrecerles dividendos en efectivo. Los accionistas pueden elegir vender los derechos de suscripción a cambio de un dividendo normal o aceptar esos derechos y aumentar su cartera de títulos.