Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lluvia de críticas a Lagarde por sus ataques a los griegos

La directora del FMI gana 380.000 euros al año y no paga impuestos por su cargo diplomático

La presidenta del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.
La presidenta del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde. EFE

"Indignas", "peligrosas", "esquemáticas". Las severas declaraciones de Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional, exigiendo a los ciudadanos griegos que paguen sus impuestos y se quejen menos, y añadiendo que los niños del África subsahariana le preocupan más que los del país europeo, han generado una lluvia de críticas en Francia. La portavoz del Gobierno socialista, Najat Vallaud-Belkacem, ha definido las palabras de Lagarde como "un poco esquemáticas y caricaturescas", y ha recordado a la alta funcionara francesa que "no es el momento de dar lecciones a Grecia".

El líder del Frente de Izquierda, Jean Luc Mélenchon, abrió la espita el domingo al calificar las frases que Lagarde dijo al diario británico The Guardian como "indignas": "¿Con qué derecho habla de esa manera a los griegos? ¿Por qué no dice que son los armadores los que no pagan los impuestos y deben pagarlos? Los funcionarios y los trabajadores pagan sus tasas. Si tuviera moralidad política, (Lagarde) debería abandonar el cargo que ocupa", afirmó Mélenchon, que la semana pasada recibió en París a Alexis Tsipras, el líder del grupo izquierdista Syriza.

Si tuviera moralidad política, (Lagarde) debería abandonar el cargo que ocupa”

Jean Luc Mélenchon, líder del Frente de Izquierda en Francia

La patrona del FMI ha logrado poner de acuerdo, quizá por primera vez, a Mélenchon con la presidenta de la asociación patronal MEDEF, Laurence Parisot, que ha definido este lunes como "muy peligrosas" las palabras de Lagarde. "Creo que no hace falta dirigirse a los pueblos así, sobre todo en un momento en que el pueblo griego es víctima de una situación espantosa", ha dicho Parisot, recordando a la exministra de Economía, Finanzas e Industria de Nicolas Sarkozy que lo que hace falta ahora es "ayudar al pueblo griego, no humillarlo".

Para François Bayrou, jefe de filas del partido centrista MoDEM, las declaraciones de la directora del FMI son "extremadamente chocantes", ya que "acusa al pueblo griego como si fuera culpable y responsable", cuando este "solo ha pagado los platos rotos de unas crisis que han decidido otros". Según Bayrou, "los grandes responsables de la situación del pueblo griego son los Gobiernos de izquierda y derecha que pusieron una venda en los ojos" a los ciudadanos.

Internet también es un clamor contra la mujer que sustituyó a Dominique Strauss Kahn en el puesto más alto del FMI después de que el político socialista protagonizara el escándalo sexual del hotel Sofitel de Nueva York. Aunque Lagarde ha matizado su discurso a través de su página de Facebook diciendo que simpatiza mucho "con los griegos y con los retos que afrontan", y añadiendo que son "los más privilegiados y los más ricos quienes deben aportar más pagando sus impuestos", la directora del FMI había recibido esta tarde más de 20.000 comentarios indignados y solo 1.700 me gusta. Algunos internautas afirman que Grecia está viviendo una "crisis humana", y otros recuerdan a Lagarde que mejor haría callándose porque ella misma no paga impuestos.

Algunos mensajes hacen referencia a un artículo, aparecido el año pasado en la web Tout sur les impôts (Todo sobre los impuestos), que explica que el salario anual de Lagarde era ese año de 380.939 euros (de los cuales 57.829 euros son gastos de representación) y no está sometido al impuesto de la renta ya que es funcionaria internacional.