Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol cifra en un total de 1.245 millones de barriles el hallazgo de Brasil

La petrolera española y la china Sinopec controlan un 35% del pozo

En la imagen, un pozo de petróleo.
En la imagen, un pozo de petróleo. EFE

Brasil compensa el disgusto de Argentina. Repsol Sinopec Brasil (60% Repsol y 40% Sinopec) cifra los recursos del denominado bloque BM-C-33, en aguas profundas de la Cuenca de Campos (Brasil), en más de 700 millones de barriles de crudo ligero y tres trillones de pies cúbicos (tcf) de gas, equivalentes a 545 millones de barriles de petróleo. Total, 1.245 millones de barriles, prácticamente el equivalente a las reservas actuales de la compañía.

Según informó este jueves la empresa española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las cifras confirman el "gran potencial" de este bloque petrolífero, situado en el litoral del Estado de Río de Janeiro y en el que se encuentran los descubrimientos de Seat, Gávea y Pão de Açúcar. El último pozo, perforado con una lámina de agua de unos 2.800 metros y a 195 kilómetros de la costa, tiene una columna de hidrocarburos de 500 metros y es uno de los "cinco mayores descubrimientos del mundo de este año", según explicó Repsol. Repsol Sinopec Brasil opera estas concesiones con un 35% de participación y cuenta con Statoil (35%) y Petrobras (30%) como socios.

Repsol subrayó en su comunicado que el offshore de Brasil "es una de las áreas con mayor crecimiento en reservas de hidrocarburos del mundo".

La petrolera destacó además que su actividad exploratoria le ha permitido situar la tasa de reposición (proporción de barriles hallados frente a barriles producidos), en el 131% en 2010 y en el 162% en 2011. En Brasil, la alianza hispano-china tiene un campo en producción (Albacora Leste), dos campos en desarrollo (Sapinhoá y Piracucá), un bloque en evaluación (BM-S-9: Carioca) y 12 bloques exploratorios, de los que opera cinco. Repsol presenta la próxima semana el Plan Estratégico 2012-2016 en la nueva sede madrileña de la calle Méndez Álvaro.