Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La banca comercial de EE UU recupera el nivel de beneficios de antes de la crisis

El número de entidades problemáticas se reduce hasta su número más bajo desde 2009

Con buena parte de la banca atravesando aprietos en Europa por el nuevo golpe de recesión y la crisis de la deuda, en Estados Unidos las entidades financieras acaban de cerrar el primer trimestre con unos beneficios conjuntos de 35.380 millones de dólares (28.100 millones de euros al cambio de hoy). Estas ganancias representan el nivel más alto de rentabilidad en términos brutos desde la primavera de 2007, cuando empezaba a fraguarse el caos de las hipotecas subprime pero antes del estallido de la crisis financiera internacional.

Las ganancias acumuladas en el arranque del año, según datos de la agencia que proteger los depósitos bancarios (FDIC), mejora en 6.600 millones de dólares el balance del mismo periodo de 2011. Además, con este, ya van 11 trimestres consecutivos en los que han incrementado sus beneficios en términos interanuales. “Las condiciones de la industria siguen mejorando”, ha afirmado el presidente de la FDIC, Martin Gruenberg.

Según ha añadido, los bancos comerciales están reduciendo de forma progresiva el peso de los préstamos “malos” en sus balances, lo que a su vez ayuda a incrementar la rentabilidad al no tener que hacer tantas provisiones para compensar el deterioro de activos.

Aunque hay quien sigue en números rojos. Del total de entidades, un 10,3% registraron pérdidas, lo que en cualquier caso supone una mejora con respecto al 15,7% que estaban en esta situación hace un año.

También baja de 813 a 772 el número de entidades problemáticas, lo que supone el número más bajo desde 2009. La FDIC tiene 7.309 entidades bajo su paraguas, desde JP Morgan Chase, Bank of America y Wells Fargo hasta pequeños bancos locales vitales para la economía de sus comunidades, pero no incluye el negocio de inversión de los grandes de Wall Street. En el primer trimestre quebraron 16 bancos, el número más bajo desde 2008.