Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno aplaza al lunes su decisión sobre las firmas que evaluarán a la banca

Santamaría reconoce la urgencia del proceso, que deberá tener un primer análisis en un mes

La vicepresidenta, tras el Consejo de Ministros.
La vicepresidenta, tras el Consejo de Ministros.

El Gobierno ha aplazado la elección de los dos evaluadores externos e independientes que han de analizar la situación de la cartera de créditos de la banca al lunes. Según ha confirmado hoy la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, el Ejecutivo dará a conocer el nombre de los seleccionados la próxima semana cuando el jueves el Ministerio de Economía anunció que la decisión se haría pública tras la reunión del Consejo de Ministros.

“Se han pedido distintos nombres y, aunque es un proceso que se ha hecho con urgencia, se necesita tiempo”, ha argumentado Santamaría. La valoración, ha continuado, se realizará en dos fases, siendo la primera una prueba de esfuerzo a la que se someterá a las entidades y que se llevará a cabo en el mes de mayo. La segunda fase del proceso, especificó Sáenz de Santamaría, consistirá en un análisis más pormenorizado de los balances de las entidades financieras.

La vicepresidenta ha declarado que esta auditoría a la banca española es independiente de la valoración que Economía ha encargado a la firma estadonidense Goldman Sachs sobre los activos de BFA-Bankia de cara a la articulción de nuevas ayudas públicas para el cumplimiento de las obligaciones de saneamiento.

El plazo total que estima el Gobierno para cerrar el análisis es de dos meses. Los costes de este examen, aprobado para tratar de disipar las dudas que despierta en el exterior de España la situación del sistema financiero, son responsabilidad del Banco de España, que los publicará próximamente ha revelado la vicepresidenta.

El Ejecutivo anunció la medida la semana pasada y, en las últimas jornadas, ha reconocido que será el Banco Central Europeo (BCE), pese a que carece de experiencia en supervisión, quien tutele el proceso en una clara cesión de competencias que hoy por hoy corresponden al Banco de España. A nivel de la UE, las labores de supervisión e inspección están en manos de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), aunque esta institución quedó mal parada tras las pruebas de resistencia de julio de 2011 ya que algunas de las entidades que los aprobaron acabaron después necesitando ayudas públicas.

Desde el inicio, dos firmas estadounidenses se barajaron como las favoritas para llevar a cabo esta tarea eran la consultora Olyver Wyman y la gestora de fondos Blackrock. Sin embargo, esta última ha perdido opciones en las últimas jornadas ya que su presencia en el accionariado de prácticamente todos los principales bancos del país supondría un conflicto de intereses con el objetivo de la misión.