Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos de American Airlines apoyan una fusión con US Airways

Los tres grandes sindicatos de la aerolínea respaldarían una posible unión con la firma d ela competencia

US Airways acaba de dar un paso relevante en su estrategia por fusionarse con American Airlines, aprovechando el proceso de reestructuración por el que atraviesa la socia estratégica de Iberia tras declararse en suspensión de pagos. Ahora informa al regulador del mercado de valores en EE UU de que los tres grandes sindicatos de la compañía respaldarían una posible unión.

Douglas Parker, consejero delegado de US Airways, ya dejó claro el pasado diciembre que estaba interesado por los activos de su rival America Airlines. Ahora, en una carta enviada también a los empleados de su compañía, explica que su idea está respalda por los mayores sindicatos que representan a los pilotos, personal de vuelo y empleados del transporte de American.

AMR, la matriz de la aerolínea, anunció en febrero el despido de hasta 15.000 empleados en el marco del ajuste. Parker precisa, sin embargo, que este acuerdo “no significa que haya ya un acuerdo de fusión”. Esencialmente, el pacto se refiere a lo que los empleados de American Airlines estarían dispuestos a aceptar en la eventualidad de que finalmente presentara un plan de fusión.

La batalla por el control de American Airlines, por tanto, está lanzaba oficialmente. Y a la espera de que se concreten los términos de la eventual unión, la combinación daría lugar a la mayor aerolínea del mundo. Un juego en el que podrían entrar también Delta, que se fusionó con Northwest, e incluso las aerolíneas de bajo coste JetBlue Airways y Southwest Airlines.

La nota de US Airways al regulador tiene lugar un día después de que American Airlines anunciar unas pérdidas de 1.700 millones de dólares en el primer trimestre del año. Hace un año, perdió 405 millones. El apoyo de los sindicatos es vital para que prosperen los planes de Parker, porque es precisamente la unión de las plantilla el mayor reto al que se enfrentan estas operaciones, como demuestra el caso de United y Continental.