REESTRUCTURACIÓN FINANCIERA

La morosidad en la banca rebasa el 8% en febrero y toca máximos desde 1994

Los créditos dudosos aumentan en 3.787 millones y suben por séptimo mes consecutivo

Los créditos de dudoso cobro en la banca volvieron a subir en febrero hasta superar el 8%, un nivel que no rebasaba desde octubre de 1994. En concreto, según los datos publicados hoy por el Banco de España, los préstamos considerados como morosos, que son aquellos que acumulan tres o más meses de impago, aumentaron durante el pasado mes en 3.787 millones, hasta los 143.814 millones de euros, un 8,16% del total. Con este, ya son siete los meses consecutivos de subida tras cerrar enero en el 7,9%.

Frente al incremento de los préstamos morosos, el total de la cartera crediticia de la banca se redujo 6.362 millones, hasta los 1,76 billones. Esta dispar evolución añade más motivos para la preocupación sobre un sector que, hoy por hoy, abona las dudas sobre el conjunto de España, ya que la reestructuración diseñada desde el Gobierno no acaba de convencer a los inversores.

La clave es que desde el exterior se sospecha que el capital exigido a las entidades para dar por bueno el saneamiento sea suficiente si la vivienda sigue bajando de precio.

En este sentido, el Banco de España informó ayer de que, una vez examinados los planes de saneamiento de todas las entidades, la conclusión es que "la mayor parte de ellas han realizado ya o realizarán sin grandes dificultades" las exigencias de capital y provisiones reclamadas por el Gobierno para cubrir las inversiones inmobiliarias.

Más información

Nuevas provisiones

Las entidades han declarado que necesitan nuevas provisiones por 29.077 millones y capital principal por valor de 15.573 millones para cumplir con el decreto promocionado por el ministro de Economía, Luis de Guindos. Así la cifra de saneamiento global se eleva a 53.842 millones de euros, según el Banco de España.

Para los inversores, los precios de los pisos aún deben bajar un 40% más. De confirmarse este extremo, el batacazo hundirá a las inmobiliarias y, en cadena, a los bancos. Además de los créditos pendientes de cobro que concedieron a las empresas del ladrillo, en las tripas de las entidades descasan todavía un buen número de inmuebles cuyo valor en libros está lejos de la realidad de un mercado paralizado.

Otro foco de desfonfianza surge de las presiones en los mercados de deuda. En este apartado, el apetito de la banca por el papel del Estado registrado en los últimos meses ha aumentado el nexo de unión entre el sector y las finanzas públicas. Esto hecho, además de penalizar a las entidades a la hora de cumplir cuentas ante los supervisores europeos, las hace más vulnerables a un eventual empeoramiento de la situación del país.

El problema del suelo

El consejero delegado de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Angel Bergés, ha señalado que la "única forma" que tienen las entidades financieras para dar salida a sus carteras de suelo es mediante desarrollos, ya que si pretenden venderlos a terceros tendrán que reducir los precios hasta un 99%.

Durante su ponencia en la Conferencia Inmobiliaria Madrid 2012, Bergés ha subrayado que el real decreto aprobado pretende precisamente que las entidades financieras den salida al suelo mediante la venta a terceros, algo que a su parecer es una "absoluta entelequia". "No nos engañemos, llevamos casi cinco años de crisis y, más allá de lo que ha hecho el real decreto, los activos adjudicados e improductivos pesan como lastres", ha señalado.

Para Bergés, la reforma financiera del Gobierno ha sido "demasiado amable", al considerar que se anunciaron una serie de medidas "agresivas" y capaces de transmitir confianza, que se diluyeron "al cuarto de hora" de anunciar el Real Decreto por la reacción de las entidades financieras.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50