CatalunyaCaixa perdió 1.335 millones de euros en 2011

La entidad registra números rojos tras sanear 1.505 millones por su exposición al inmobiliario La caja, nacionalizada, urge a las autoridades para buscar un socio.

CatalunyaCaixa registró unas pérdidas de 1.335 millones de euros en el ejercicio 2011. Los números rojos se producen tras realizar un saneamiento contra resultados de 1.505 millones por la exposición de la entidad al sector inmobiliario. La caja, sin contar esta provisión, obtuvo un resultado neto positivo de 304 millones por su actividad financiera.

Tras publicar estos resultados la entidad ha aprobado iniciar un proceso corporativo para poder cumplir con los requisitos de capital exigidos por el Gobierno en la reforma financiera. "Con el objetivo fundamental de optimizar el valor de la franquicia es prioritario anticipar el inicio de un proceso competitivo de venta", explica el consejo de CatalunyaCaixa.

Los administradores creen que la integración con otra entidad financiera facilitará "la sustitución del capital público en los plazos previstos". En su opinión, "el fuerte interés de diversos grupos bancarios y entidades financieras" en realizar una operación corporativa con la caja catalana "ha confirmado la oportunidad del momento".

CatalunyaCaixa estima que los requerimientos de provisiones que se deriven de la aplicación de la reforma financiera se elevan a 1.595 millones de euros. De esta cantidad, 1.263 millones corresponden a provisiones específicas para las coberturas vinculadas a crédito dudoso o subestándar relacionado con la promoción inmobiliaria y activos inmobiliarios en balance y 332 millones se corresponden con dotaciones genéricas vinculadas a crédito promotor clasificado en situación normal. "Adicionalmente, el Real Decreto-Ley prevé un buffer de capital exigido por la norma, que supone unos requisitos de 1.053 millones".

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS