Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vodafone elimina el regalo de móviles para los nuevos clientes

La operadora británica solo subvencionará los terminales a sus actuales abonados, como Telefónica

Financiará los móviles sin intereses y recomprará los usados

Una mujer habla por teléfono frente a una tienda de Vodafone.
Una mujer habla por teléfono frente a una tienda de Vodafone. REUTERS

Conseguir el último iPhone o el mejor móvil de Samsung simplemente cambiando de compañía va a ser cada vez más difícil, por no decir imposible, al menos si el abonado pertenece a los dos operadores más grandes. Vodafone ha anunciado hoy que, a partir del 10 de abril, eliminará la subvención de terminales para los nuevos clientes, de manera que solo sus actuales abonados disfrutarán de descuentos o regalo de móviles. De esta forma, se suma a la estrategia que puso en marcha Telefónica a comienzos de este mes de marzo basada en "tratar siempre mejor al cliente que al que no lo es".

En la práctica, el vuelco de la estrategia comercial de los dos gigantes, que entre ambos concentran casi el 70% del mercado, supondrá la práctica eliminación de la costumbre tan extendida de cambiar de compañía aprovechando el mecanismo de la portabilidad para conseguir un smartphone gratis o a un precio muy reducido. Esa es una de las razones de que España sea el país de la UE con mayor número de portabilidades. Vodafone, como ya hiciera Telefónica, introducirá también programas de financiación sin intereses para la adquisición de terminales nuevos y programa de recompra de terminales usados.

Grandes beneficiarios

De esta nueva estrategia los más beneficiados serán los actuales clientes de la operadora británica (17,6 millones), que podrán renovar su terminal desde cero euros, con financiación a 12, 18 o 24 meses sin intereses, o mediante la entrega de su terminal viejo. Por ejemplo, podrá cambiar sin coste su iPhone 4 por el último modelo de Apple, el iPhone 4S, suscribiéndose al plan @M Premium por 50 euros al mes (más IVA).

A los nuevos clientes, también se les ofrecen los planes de financiación sin intereses y la recompra de su terminal usado, pero nunca gratis ni a mejor precio que a los abonados actuales. Unos y otros podrán disfrutar también de una rebaja del 15% en la tarifa que contraten si no desean un nuevo móvil (programa SIM-only). Los nuevos clientes podrán disfrutar del modelo y las condiciones que se aplican a los actuales transcurrido un año.

Como efecto diferencial sobre otras compañías, el presidente de Vodafone, Francisco Román, destacó un seguro para el teléfono móvil, que se puede suscribir desde tres euros al mes con opción de protección total o solo para la pantalla. Asimismo, se incluyen SMS ilimitados para todas las tarifas y llamadas gratuitas para los números VIP.

'Efecto lavadora'

El movimiento anunciado por Vodafone supone reconocer el agotamiento de un modelo de captación de clientes que, en un mercado maduro como el español con más de un móvil por habitante, resulta inasumible por los operadores, que ven bajar sus ingresos trimestre a trimestre por la caída de precios y el descenso del consumo.

El modelo de robar clientes a la competencia regalando móviles tiene un coste desmesurado que las compañías ya no pueden permitirse. De hecho, la subvención de terminales en España les cuesta a las operadoras 1.600 millones de euros al año, provocando "un efecto lavadora" (los usuarios van cambiando de compañía cada vez que quieren renovar su terminal) que no hace sino incrementar los costes de las operadoras a medio plazo. "Nos vamos a centrar en la retención de nuestros clientes", indicó Shameel Joosub, consejero delegado de Vodafone España.