Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple repartirá dividendo por primera vez en 17 años

La compañía pagará 2,65 dólares y comprará capital propio por 10.000 millones de dólares

El objetivo es movilizar 45.000 millones de dólares (unos 34.000 millones de euros) en tres años

Un cliente prueba el nuevo iPad en una tienda en Toronto (Canadá).
Un cliente prueba el nuevo iPad en una tienda en Toronto (Canadá). REUTERS

La prioridad al poner a trabajar la masa de dinero que entra en caja es la innovación, ha asegurado hoy el consejero delegado de Apple, Tim Cook. Pero ha llegado el momento de compensar además la lealtad de los accionistas y de atraer a nuevos inversores que puedan ver en 600 dólares la acción un precio prohibitivo. Con ese doble objetivo, el gigante de Cupertino vuelve a pagar dividendo 17 años después y lanza un plan para adquirir acciones propias.

Apple dejó de dar dividendo en 1995 para disponer del máximo de efectivo posible con el que reestructurar la compañía, tras bordear la suspensión de pagos, y desarrollar los productos que resucitaron la marca tras el retorno de Steve Jobs. Como dijo Cook, los teléfonos iPhone, las tabletas iPad y los ordenadores Mac generan efectivo a un ritmo espectacular, que le ha llevado a acumular 97.600 millones de dólares (unos 74.000 millones de euros) en caja y similares.

La retribución trimestral para el accionista de Apple será de 2,65 dólares por acción (cerca de dos euros), un retorno del 1,8% anual que está por encima de la media del sector tecnológico, pero que es más bien modesto teniendo en cuenta su escalada en el Nasdaq durante los últimos 10 años. El primer dividendo se pagará en el cuarto trimestre de su actual ejercicio fiscal, esto es, entre el 1 de julio y el 30 de septiembre próximos. Por esta vía movilizará unos 10.000 millones de dólares (unos 7.500 millones de euros) al año.

El gigante tecnológico Apple  ha vendido tres millones de unidades del nuevo modelo de su iPad

A eso se le suma la recompra de acciones por una cantidad equivalente, que se ejecutará en su ejercicio fiscal 2013, que comienza el 1 de octubre. Este plan “híbrido”, como lo denominó Peter Oppenheimer, el director financiero, será “flexible” y se revisará “periódicamente”. En total, destinará unos 45.000 millones de dólares (34.000 millones de euros) en tres años en retribuir a los accionistas. El doble programa se financiará enteramente con “efectivo doméstico”.

La precisión no es casual, porque se calcula que dos terceras partes del efectivo acumulado por Apple está en el extranjero, donde genera la mayor parte de sus ingresos. Repatriarlo le obligaría a pagar impuestos al Tesoro de EE UU y elevaría el coste de la operación.

“Hemos pensado con mucho cuidado sobre qué hacer con todo este efectivo”, remachó este lunes Cook, dejando claro que Apple seguirá siendo una compañía disciplinada al usar sus recursos. “Incluso con estas inversiones, podemos mantener un colchón para oportunidades estratégicas y tener un montón de dinero en efectivo para operar nuestro negocio”, apostilló. Un colchón que dobla el de Google o el de Cisco.

Aunque el montante del dividendo fue calificado por algunos analistas de “decepcionante”, los títulos de Apple se anotaron el 2,65% en la sesión del lunes. En lo que va de año, sus títulos suben un 45%. Tras el anuncio de retribución a los accionistas, la atención se centra en qué pasará con la acción hasta que lance su próxima innovación.

El gigante tecnológico Apple anunció además este lunes que en apenas tres días ha vendido tres millones de unidades del nuevo modelo de su dispositivo estrella iPad desde su lanzamiento al mercado, el pasado viernes, en Estados Unidos y otros nueve países. La compañía tardó un mes en rebasar el millón de unidades vendidas de su primer modelo de iPad en 2010, un tiempo que se rebajó a apenas un fin de semana en 2011 tras el estreno del iPad 2.