Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SECTOR ENERGÉTICO

Industria eleva el tono en el enfrentamiento con las eléctricas

El Ministerio de Soria espeta a las eléctricas que es el Gobierno el encargado de dirigir la política energética

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria EFE

El Ministerio de Industria está sensible. Tras los reproches a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) por hacer públicas sus propuestas para reducir el déficit de tarifa, le ha tocado a la patronal que agrupa a las grandes compañías del sector Unesa. La patronal, en pleno debate sobre el déficit y la segura subida de tarifas de abril, reclamó ayer subidas del 15% en el recibo. Lo hizo el presidente de la asociación, Eduardo Montes, que muy en su papel ha decidido dejar la diplomacia en segundo término. Y el ministerio salió al paso con un comunicado.

En el comunicado, el secretario de Estado de Energía, Fernando Marti Scharfhausen, señala que es el Gobierno el encargado de dirigir la política energética y reitera que la solución al problema del déficit de tarifa no va a recaer, exclusivamente, sobre las "espaldas" del consumidor. Marti respondía así a las declaraciones de Montes, que ha defendido que la Tarifa de Ultimo Recurso (TUR) de la luz debería subir un 15% en la revisión trimestral de abril para evitar que el déficit de tarifa de este año supere los topes legales.

El comunicado hecho público es tan escueto como rotundo contra la patronal. "La dirección de la política energética" señala "corresponde al Gobierno de la nación". "Unesa" añade "se equivoca gravemente si piensa que va dictar la política energética del Gobierno". Además, recuerda que el ministro José Manuel Soria ha reiterado que la solución al problema del déficit no va recaer sobre las espaldas del consumidor "exclusivamente".

El comunicado sigue a la declaración realizada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso, en la que señaló que no soportaría presiones de los grupos de interés al tomar decisiones.