Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amper encuentra cura en el extranjero

La compañía reduce pérdidas y eleva sus ventas con nuevos contratos fuera de España

Instalaciones de vigilancia de fronteras, que comercializa Amper, en Huelva.
Instalaciones de vigilancia de fronteras, que comercializa Amper, en Huelva.

La salud de Amper ha mejorado mucho en los últimos meses, como revelan los incrementos anuales de un 50% en su cifra de negocios y de un 100% en su cifra de contratación de 2011, pero al grupo tecnológico le queda aún tiempo de convalecencia para su definitivo restablecimiento. Ha suturado buena parte de sus heridas, al dividir por cuatro sus pérdidas de 2010, pero aún registra una hemorragia anual de 8,3 millones de euros en números rojos.

Como todo es relativo y depende del cristal con que se mira, los analistas de Ahorro Corporación hablan en su último informe sobre la compañía de “excelentes resultados y perspectivas” y los propios gestores de Amper, modestia aparte, atribuyen la mejoría al “éxito” de la estrategia de internacionalización del grupo, al aumento de su eficiencia y al esfuerzo realizado en innovación.

Amper, cuya dirección se ha desplazado esta semana a Brasil para explicar por medios virtuales desde allí a toda su red mundial la situación del grupo y los retos a arrostrar en 2012, estuvo a punto de irse al garete hace dos años por culpa de la crisis. Un cambio de gestores y un golpe de timón para variar el rumbo evitó que sucumbiera a los acontecimientos. Alfredo Redondo, su nuevo consejero delegado, elaboró en pocos meses su vigente plan estratégico 2011-2013 en el que se aborda un cambio radical en Amper al sustituir unas políticas de corte defensivo frente a la desaceleración económica, que dieron al traste con la rentabilidad que registraba la compañía hasta 2009, por otras más activas y beligerantes. En el marco de la nueva filosofía, la tecnológica ha aprovechado 2010 y 2011 para reestructurarse en España para mejorar la rentabilidad y potenciar la salida al exterior. El plan prevé que Amper doble sus ventas y retorne a la rentabilidad en 2013.

eLandia aporta 14 mercados y 131 millones de ventas a Amper en 2011

“En España, en 2011, ha habido una caída en contratación y en ventas, pero ha sido menor que en 2010. El Ebitda, sin embargo, ha crecido sustancialmente por efecto de la reestructuración realizada, que, además, ha conservado los talentos para la atención de nuestras operaciones en otras áreas geográficas”, ha señalado el miércoles desde São Paulo a este periódico, vía correo electrónico, el consejero delegado de Amper.

En el marco de la reestructuración citada, que persigue ganar eficiencia y adecuar la dimensión del grupo en España al tamaño y a la situación de este mercado, Amper procedió en mayo a un despido pactado de 149 trabajadores que le han permitido ahorrar 6 millones de euros. Las mejoras de eficiencia en su conjunto le han supuesto un ahorro total de costes de personal del 9% en España.

Otro pilar importante en el cambio de rumbo de la tecnológica en el último ejercicio ha sido la reestructuración de su deuda. La tecnológica alcanzó en septiembre un acuerdo con 29 entidades financieras para refinanciar el 94,8% de su deuda, equivalente a 52,9 millones de euros. Operación que ha permitido pasar a tener el 83% de su deuda con un perfil de vencimiento a largo plazo, mientras que el 31 de diciembre de 2010 dicho perfil solo alcanzaba el 5%. El nuevo contrato supone la refinanciación de la deuda por un plazo de siete años, con dos de carencia, y la estabilización de las líneas de financiación del circulante por tres años más. Además, la compañía obtuvo 4,5 millones de euros en nueva financiación. La nueva estructura de la deuda confiere a Amper, dicen en la compañía, “la estabilidad y el soporte necesarios para disponer de una capacidad financiera y operativa suficiente para consolidar su desarrollo internacional”.

El grupo prevé elevar más de un 10% sus ventas y de un 20% su Ebitda durante este año

La actual estrategia de Amper se dirige a tres mercados: España, América Latina y Exportación, a través de sus divisiones de Defensa y de Comunicaciones y Seguridad. Durante 2011, el grupo tecnológico ha pasado de tener en España el 64% de sus ventas totales en 2010 a tener solo el 39% de las mismas, y de una contribución del 35% de los mercados exteriores a su cartera total de contratación en 2010, a una aportación del 77% en el pasado ejercicio.

Los objetivos de internacionalización, señalan en Amper, se han cumplido con creces con la incorporación, en abril, de la compañía eLandia. “Nos ha aportado actividad en 14 nuevos países de América Latina y unas ventas de 131 millones, que suponen un crecimiento del 39% frente a las ventas de eLandia en igual periodo de 2010”. La expansión, agregan estas fuentes, no se ha circunscrito a América. Amper se ha introducido en mercados como Vietnam o Emiratos Árabes Unidos. En este último ha desembarcado con un sistema de mando y control, un contrato de 92 millones, con el que se sitúa como una de las pocas multinacionales que disponen de este sistema operativo en más de dos países, lo que la convierte en jugadora de referencia en este negocio. Aspecto que satisface a la francesa Thales, titular del 49% de Amper Programas (la división de defensa). Amper negocia implantar sus sistemas de vigilancia de fronteras en varios países.

Para asegurar el crecimiento rentable que busca, Amper está instaurando un modelo operativo con el que maximizar la eficacia comercial y la eficiencia en el desarrollo de tecnología propia y la operatividad del grupo. La compañía ha reemplazado un modelo basado en unidades y empresas independientes por otro orientado a productos y clientes en los mercados de España, Latinoamérica, Exportación y Defensa. “Una estructura con la que Amper ahorra costes y aprovecha mejor las sinergias entre las distintas actividades”, señala Alfredo Redondo.

“La diversificación nos da sostenibilidad equilibrando coyunturas económicas dispares y facilitando la introducción de todo nuestro porfolio en el conjunto de países en los que operamos”, afirma desde Brasil el consejero delegado. “Nuestra masa crítica en la mayoría de los países” en los que estamos”, agrega, “junto con los procesos comunes que estamos implantando, nos permitirán seguir mejorando la eficiencia”.

A pesar de la actual situación socioeconómica y financiera, señalan en Amper, el grupo tampoco tira la toalla en “su apuesta firme por la innovación, que, en un escenario globalizado como el actual, significa un activo diferencial de claro valor añadido”. “Según las competencias internas o los modelos de negocio previstos”, explican, “esta apuesta ha tenido una doble vertiente: I+D+i propia o acuerdos tecnológicos con socios estratégicos”.

Así, a la I+D+i propia, Amper dedicó en 2011 un total de 151 personas y 12,6 millones de euros. Y en cuanto a los acuerdos con socios tecnológicos estratégicos, ha suscrito en 2011, entre otros, tres muy destacados: con Telefónica (para ofrecer soluciones de defensa, seguridad y comunicaciones a las grandes corporaciones y administraciones en Latinoamérica); con Google (para utilizar su tecnología de visualización geográfica en soluciones de seguridad), y con Quantenna (en torno a la tecnología wifi 4x4 MIMO).

“A pesar de las incertidumbres en el mundo”, dice el informe de Ahorro Corporación, “Amper estima un crecimiento en 2012 para las ventas y el Ebitda superiores al 10% y al 20% “(con la hipótesis de un tipo de cambio de 1,3 dólares por euro), “respectivamente, fruto de su diversificación tecnológica y geográfica de los últimos años. Estas cifras se hallan por encima de nuestras estimaciones y las del consenso de mercado”. Redondo, desde Brasil, apostillaba el miércoles: “Nuestros resultados no solo son una fotografía de lo que ha pasado en 2011, sino que muestran la trayectoria de sostenibilidad de nuestro negocio”.