El riesgo de la deuda de España supera a Italia por primera vez desde agosto

El diferencial del bono español sube a 310 puntos básicos tras el anuncio del déficit previsto El Ibex 35 cierra la jornada con un avance del 0,18%, hasta 8.563,4

Los mercados consideran que la deuda publica española tiene ya tanto riesgo como la italiana y así lo han reflejado en el diferencial que exigen a los títulos a 10 años de ambos países respecto a la deuda alemana, que al final de la jornada se igualaban con mínimas diferencias. La prima de riesgo española se situaba en 310,63 puntos básicos, frente a los 310,69 de la italiana. Durante la sesión, incluso, los inversores llegaron a exigir menos rentabilidad a los títulos transalpinos, algo que no sucedía desde agosto de 2011.

La evolución de ambos indicadores de riesgo se ha visto condicionada por el anuncio realizado desde Bruselas por el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, de que el déficit de las cuentas públicas españolas será este año del 5,8%, y no del 4,4%, tal y como se había pactado con la Comisión Europea.

La prima española iniciaba la jornada por debajo de 300 puntos básicos, subía a 312 en las primeras horas de la mañana y luego emprendía un descenso interrumpido por la comparecencia de Rajoy. La italiana arrancaba en 308 puntos básicos y escalaba a 320 más tarde, pero luego llegó a ceder momentáneamente por debajo de la prima de riesgo española.

La última inyección de liquidez del Banco Central Europeo (BCE) a la banca de la eurozona explica la aproximación de ambas primas en las últimas jornadas. El emisor europeo prestó el pasado miércoles 529.500 millones de euros a 800 entidades (a tres años y al 1%). Al igual que sucedió con la primera ronda de financiación del BCE, que tuvo lugar el pasado 21 de diciembre (por un importe de 489.000 millones de euros), buena parte de los fondos se destina a la compra de deuda pública con rentabilidades superiores que permitan obtener un margen, procedimiento que se conoce como carry trade. La deuda española y la italiana han sido las principales beneficiadas por estas compras: ayer, la prima de riesgo de la primera llegó a caer a 296 puntos básicos y la segunda, a 303.

Aunque no existe una lista oficial de las entidades que han solicitado fondos del BCE, según datos recogidos por el diario Financial Times, los bancos italianos fueron los mayores solicitantes de fondos, 139.000 millones de euros, mientras que los españoles pidieron entre 110.000 y 120.000 millones.

La Bolsa española también ha reaccionado hoy a las declaraciones de Rajoy. Primero borrando los leves avances que mantenía hasta ese momento y luego fluctuando alrededor de su cierre de ayer, para terminar la sesión en 8.563,4 puntos, tras un avance del 0,18%. El Ibex cierra el día con un modesto ascenso semanal del 0,42%.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Gamesa ha sido el valor que más ha subido (+4,26%), seguido de Indra (+3,11%) y Técnicas Reunidas (+3,04%). Gamesa ha sido una de las compañías más castigadas en jornadas anteriores, tras rebajar sus previsiones de ventas de aerogeneradores para este año. Las empresas con mayores caídas han sido BME (-2,87%), DIA (-1,69%) y FCC (-1,39%).

Los mercados europeos iniciaron la jornada al alza, estimulados por la inercia del acuerdo del Eurogrupo, que ayer decidió acelerar la dotación del futuro Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y completarla en 2015, un año antes de lo previsto.

Pero el último dato de ventas al por menor en Alemania, que cayeron de forma inesperada en enero, dio pie a un cierto pesimismo y los principales índices continuaron la jornada entrando y saliendo de la zona de pérdidas. Al final de la jornada, el FTSE 100 se anotaba una caída del 0,34% y el DAX alemán del 0,29%. Por el contrario, el CAC 40 de la Bolsa de París ha subido un 0,04% y el MIB milanés un 0,43%.

Según los datos facilitados por la Oficina Federal de Estadísticas de Wiesbaden, la crisis de la deuda de los países periféricos está afectando a las ventas de Alemania, que tiene su principal mercado de exportación en la eurozona, al tiempo que el encarecimiento del petróleo está presionando sobre la inflación en la primera economía europea (hasta un 2,5% en febrero). Todo ello explica que la cifra de ventas -ajustado el efecto de la inflación y las desviaciones estacionales- cediera un 1,6% en enero respecto al mes anterior, cuando se esperaba un aumento del 0,5%.

El barril de brent, que se llegó a disparar ayer hasta 128,4 dólares (nivel máximo desde julio de 2008) tras el rumor –luego desmentido– de que se había producido una explosión en un oleoducto de Arabia Saudí, no ha dejado de caer desde el el inicio del día. Al final de la sesión bursátil europea se situaba en 123,89 dólares.

El euro mantiene la tónica descendente que emprendió después de marcar un máximo el pasado 24 de febrero (en 1,3487 dólares) y cotizaba al final del día en 1,3198 dólares.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS