_
_
_
_
_

Las malas previsiones de la UE aceleran las caídas en los mercados financieros

El Ibex 35 aumenta su recorte hasta superar el 1,5% y se sitúa al frente del resto de Europa El incremento de las ventas no se deja notar en la deuda española ni el mercado de divisas

Álvaro Romero
Dos operadores de Wall Street.
Dos operadores de Wall Street.Richard Drew (AP)

Las malas previsiones de Bruselas, que auguran un estancamiento de la eurozona por la recaída en la recesión, principalmente, de Italia y España, han agravado la tendencia a la baja con la que han despertado hoy los mercados bursátiles. Así, a partir de media mañana, las Bolsas de Madrid y Milán pasaban de ceder en torno a un cuarto de punto a dejarse más de un 1% y han ido aumentando el recorte hasta cerrar el día con un descenso del 1,5%. En la deuda, sin embargo, la publicación de las proyecciones de la Comisión Europea no se ha notado en la cotización de los bonos españoles, ni tampoco en las divisas, donde el euro ha logrado situarse sobre los 1,33 dólares, lo que supone su mejor nivel desde mediados de diciembre.

La sesión había comenzado con un rosario de resultados empresariales, entre ellos los del banco francés Credit Agricole, que no han caído muy bien entre los inversores al perder 3.070 millones de euros en el tercer trimestre y registrar unos números rojos de 1.470 millones. También han sido especialmente negativos las cuentas del franco-belga Dexia, rescatado por quinta vez durante el pasado año y que cerró 2011 con unas pérdidas de 11.639 millones de euros. Sin embargo, el que más ha caído hoy en Bolsa ha sido el alemán Commerzbank con un batacazo del 6,6% tras anunciar una ampliación de capital por el 10% de su valor. El italiano Unicredit también se ha dejado más de un 6%.

Tras digerir los resultados ha llegado la hora de pasar a analizar las previsiones de Bruselas, que en cualquier caso no son tan pesimistas como la de otros organismos como el FMI. Aunque afrontan riesgos de volver a ser revisadas a la baja, tal y como advierte, Marian Fernández, directora de estrategia de Inversis Banco. El motivo es que "no consideran el impacto derivado de los planes de consolidación fiscal que serán reflejados en los Presupuestos", con lo que "probablemente" acabarán en torno al 1,5% o al 1,7% bajarado por el Fondo Monetario Internacional.

Más información
Bruselas ya "está trabajando" para flexibilizar el déficit
La UE pronostica que el PIB español retrocederá un 1%
Consulta la cotización de todos los valores del Ibex

En todo caso, Fernández da más relevancia a la posibilidad de que Bruselas permita flexibilizar los objetivos de déficit. "La noticia sería bien recibida para un mercado que ya parece haber puesto en precio los esfuerzos de consolidación fiscal y cuyo próximo interrogante es el crecimiento en Europa", ha añadido la analista en una nota remitida a los clientes de la entidad.

A la espera de que se llegue la modificación, el principal índice de la Bolsa española, el Ibex 35, ha retrocedido un 1,47%, aunque ha logrado mantener la cota psicológica de los 8.500 puntos. Por nombres propios se han producido algunos desplomes destacados, especialmente Gamesa, que ha registrado su peor sesión desde que salió a Bolsa en 2012 con una caída del 12,7%. El motivo del recorte está en sus malas previsiones para este año. Sacyr también ha retrocedido con fuerza y ha bajado un 9% y ACS un 4,9%. Estas dos últimas compañías venían de registrar importantes subidas en las jornadas previas, lo que ha matizado el descenso.

Entre las empresas que hoy han presentado resultados antes del cierre, Abertis se ha dejado un 1,20% e Iberdola un 2,8%.

Frente al recorte del Ibex, que solo se podía equiparar con el del italiano FTSE MIB de Milán, Fráncfort ha retrocedido un 0,50% y París ha acabado el día en tablas. Londres, por su parte, ha subido un 0,36%. En las divisas, el euro ha sobrepasado los 1,33 dólares y ha marcado su nivel más alto desde mediados de diciembre. A favor de la moneda única ha jugado la mejora del índice de confianza empresarial en Alemania de febrero, que ha marcado máximos en siete meses.

"Las noticias sobre el crecimiento son malas pero no nos toman por sorpresa. Coinciden con lo que esperábamos, por eso los mercados se han ido hacia abajo pero dentro de unos límites", ha resumido a Reuters un operador.

En la deuda española, la prima de riesgo, que es el sobreprecio exigido a los bonos a diez años frente a los alemanes, de referencia por su estabilidad, ha acabado el día prácticamente en el mismo nivel que la jornada previa (319 puntos básicos, uno menos que el jueves). Y eso que la principal cámara de compensación ha anunciado que, a partir del 29 de febrero -el día de la macrosubasta del BCE- aumenta el descuento que aplica a la deuda de España, Italia y Bélgica. Esta decisión, en opinión de los analistas, refleja un aumento de la desconfianza hacia los títulos de estos países.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Álvaro Romero
Redactor del equipo de Redes Sociales y Desarrollo de Audiencias en EL PAÍS. Es licenciado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_