Codere cruza apuestas

La compañía amplía su liderazgo en Latinoamérica. Su próximo objetivo es lograr una cuota importante en el juego 'online' en España.

Instalaciones de Codere.
Instalaciones de Codere.

Al Grupo Codere, multinacional española del juego, le está sucediendo lo contrario que a la economía española. La segunda mitad del pasado año le fue mejor que la primera, y también son hoy mejores sus expectativas para 2012 que las que tenía hace unos meses. Acaba de colocar, además, 300 millones de dólares (227 millones de euros) en bonos para financiar su toma de control sobre CIE Las Américas (ICELA) y convertirse en el mayor operador de juegos de azar de México. Algo que sucedió finalmente el día 8 tras adquirir por 158 millones de euros un 35,8% de su capital.

 Codere, tras cerrar la primera mitad de 2011 con un recorte de más del 75% en sus beneficios sobre igual periodo del año anterior, enderezó la situación y logró entre el 1 de julio y el 30 de septiembre casi duplicar la ganancia neta que tuvo en el tercer trimestre de 2010. La sustancial mejora se debió, según la compañía, “al crecimiento de los negocios en sus principales mercados” (sobre todo en Argentina, donde sus ventas subieron un 20%, aportando casi la mitad del total, y en Italia y México, donde crecieron un 56% y un 29%, respectivamente) y “al impacto favorable de las tasas de cambio”. David Elizaga, director financiero del grupo, espera cerrar las cuentas del último trimestre y del conjunto de 2011, que se harán públicas el día 29, con un resultado bruto de explotación de entre 72 y 75 millones de euros, en el primer caso, y de entre 281 y 284 millones, en el segundo.

Los analistas de Banesto Bolsa, sin embargo, no descartaban hace tres semanas que las previsiones de Elizaga para 2011 se quedasen cortas. Las cifras operativas de Codere en diciembre, remitidas el 13 de enero a la CNMV, “son muy buenas en todos los países” donde opera, dicen, “destacando las recuperaciones” de sus negocios “en México y España, y la continuidad de la buena evolución de los de Argentina e Italia”. En estos datos y en “la evolución de las divisas”, los tipos de cambio son claves para la multinacional, basan su pronóstico.

La estrategia de crecimiento de Codere a corto plazo, explica un informe de Banco Sabadell, se divide por mercados. En Argentina pasa por seguir implementando operaciones con tragaperras para mantener la buena evolución de sus ganancias. En México, la clave va a ser su nueva organización tras las últimas adquisiciones. En España, los efectos negativos de la Ley Antitabaco sobre sus cuentas han ido de más a menos desde el inicio de 2011. En Italia, el despliegue de máquinas de videolotería le augura fuertes crecimientos. Además, a sus resultados a corto plazo deberían contribuir sus actividades en la Red, aún no iniciadas, en España.

La empresa baraja sacar a Bolsa sus negocios latinoamericanos

A nivel corporativo, la estrategia de Codere pasa por mantener la positiva evolución de los gastos de sus cabeceras y por activar palancas que le permitan reducir la tasa fiscal efectiva (su objetivo lo marca en el 60%, en línea con las estimaciones del Sabadell) como sería la posible refinanciación geográfica de su deuda (más del 90% lo ha soportado hasta fecha reciente la filial española).

Durante los nueve primeros meses de 2011, Codere desinvirtió 76 millones de euros, de los cuales 48 millones se destinaron a mantenimiento, y 28 millones, a crecimiento, asociado en su mayor parte a la inversión en un parque de terminales y a la compra de un operador de máquinas en Italia. A 30 de septiembre, disponía de un saldo de caja de 141,6 millones y de una línea de crédito no dispuesta de 37 millones. Los analistas de La Caixa no ven riesgos financieros, ya que Codere cumple sin problemas con sus compromisos de deuda y “no hay riesgo de un incumplimiento a medio plazo”. No tiene grandes vencimientos hasta el año 2015.

Conviene precisar, en todo caso, que el informe de La Caixa es previo al anuncio y a la colocación de la emisión de bonos citada de 300 millones de dólares, con vencimiento en 2019 y al 9,25% de interés. Emisión calificada posteriormente de positiva por La Caixa, “aunque se cerró a un coste elevado (como era de esperar, ya que el coste de las emisiones en euros y con vencimiento en 2015 que están en el mercado pagan cupón anual del 8,25%)”.

Los 300 millones de dólares en bonos están destinados a financiar, entre otros menesteres, un incremento de su actual participación del 49% en el capital de ICELA al 84,8%, y poder pasar así de la consolidación proporcional de la misma en el balance y cuenta de resultados de la multinacional a la consolidación por integración global. Para ilustrar el potencial impacto en sus cuentas de la adquisición en México en marzo del grupo Legacy Caliente y de la planteada ahora con ICELA (incluyendo el efecto de la emisión inicialmente prevista de 250 millones de dólares en bonos), Codere preparó una información proforma basada en sus resultados de los nueve primeros meses de 2011 en la que estimó un resultado operativo bruto anualizado y ajustado de 449 millones de dólares y una deuda financiera neta de 1.207,5 millones de dólares.

El grupo indica que esta transacción constituye la primera etapa de su estrategia para redenominar a monedas locales latinoamericanas y a dólares la estructura de capital y para preparar la venta de una participación en sus operaciones de América Latina (podría realizar una colocación en Bolsa en el segundo semestre de 2012).

La pelota, en el tejado del Gobierno

La asignatura pendiente de Codere sigue siendo, a pesar de haber presentado en diciembre una solicitud de licencia para operar juego online en España, lograr un cambio sustancial en la regulación de dicha actividad. A las compañías españolas del juego tradicional les han podido caer, sin embargo, en relación con esa dura partida, dos comodines desde el Partido Popular. Uno seguro: la reducción de la imposición a los juegos recreativos en varias comunidades autónomas y un cambio normativo en la de Madrid (que ha permitido a Codere solicitar el 12 de enero una licencia para operar apuestas, bingo, juegos de casino y juegos de ocio a través de Internet en su territorio). Y otro posible comodín más incierto: el relativo a una reconsideración por parte del Gobierno de algunos aspectos regulados o por desarrollar de la ley estatal del juego que se aprobó en mayo tras sus recientes decisiones de renunciar a la prevista privatización de Loterías y Apuestas del Estado y de ampliar en medio año el plazo fijado para la concesión de las nuevas licencias de juego online.

“El nuevo plazo para la concesión de licencias es una oportunidad para regular la situación de desequilibrio entre los operadores del juego tradicional y los operadores online,que han estado, durante años, moviéndose al margen de la ley en España”, ha señalado hace 15 días, en un seminario en Londres, Jaime Estalella, director de operaciones de Codere. Explicó la situación “de competencia desleal” que, en su opinión, vive el mercado español y la desventaja de partida que van a sufrir los operadores tradicionales, que han tenido una pesada carga fiscal durante años —en un sector muy reglamentado— y con una casi total restricción publicitaria, frente a firmas que han actuado al margen del ordenamiento, desde paraísos fiscales, creando bases de datos de clientes en España y llevando a cabo actividades de marketing y marca.

El premio de consolación hasta ahora, en esta ardua batalla, se lo ha dado un juzgado de Madrid que en diciembre ordenó el cese cautelar por “competencia desleal” y atendiendo una demanda de Codere de las actividades de los portales en Internet www.miapuesta.com y www.miapuesta.es para que no estén disponibles en España.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50