Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un bumerán que da munición a los especuladores

Las apuestas en corto son una estrategia que permite apostar por la caída de un valor

La decisión de la CNMV de levantar la prohibición de las ventas en corto sobre la banca ha llegado en un mal día para el sector por las dudas sobre Grecia y una salida a la crisis que no acaba de llegar. La medida, a su vez, ha retroalimentado las dudas sobre las entidades y acelerado las ventas pero, ¿qué son estas apuestas en corto o ventas al descubierto?. Aquí te lo explicamos

- ¿En qué consisten las ventas a corto? Las ventas a corto consisten en apostar por la caída en Bolsa del precio de un determinado activo. El proceso más habitual es el siguiente: un inversor pide prestadas acciones, bonos o divisas a un tercero durante un plazo determinado a cambio de un tipo de interés. Finalizado el periodo de préstamo el inversor recomprará esos títulos para devolvérselos a su propietario con la esperanza de que su valor haya caído, apuntándose la plusvalía. Los inversores que más utilizan esta operativa son los hedge funds.

- ¿Qué efecto tiene sobre el precio de los activos? El impacto es similar al de un bumerán. En una primera fase, la acumulación de apuestas bajistas hunde el precio. Más tarde, cuando los inversores recompran sus títulos, la presión es alcista. Mientras los detractores de esta operativa advierten que dispara la volatilidad, sus defensores argumentan que contribuyen a proporcionar liquidez al mercado.

- ¿Se pueden realizar apuestas bajistas sin tener los títulos? En algunos países está permitido realizar ventas a corto descubiertas. En España solo se puede apostar al descubierto con deuda pública o seguros contra impago (CDS). En el caso de la renta variable, únicamente se pueden vender a corto acciones propias o que se hayan pedido en préstamo.

- ¿Cómo se evita en España que se vendan acciones en descubierto? Cada transacción está controlada por Iberclear, el organismo de liquidación y compensación bursátil, mediante una referencia de registro. Si al dar la orden de venta Iberclear observa que el inversor no dispone de esos títulos, anula la operación y fija una sanción.

- ¿Se puede saber cuántas apuestas bajistas concentra cada compañía? En septiembre de 2008, tras la quiebra de Lehman Brothers, la CNMV decidió, en paralelo con otros supervisores bursátiles, obligar a comunicar cualquier venta en corto que supere el 0,25% del capital de una empresa cotizada. En 2010 el supervisor profundizó en esta norma de transparencia. En la actualidad hay que comunicar a la CNMV todas las posiciones cortas que superen el 0,2% del capital de una compañía (sea esta financiera o de otro sector). Este organismo publicará en su web aquellas notificaciones que superen o alcancen el 0,5% de las acciones. Además, y con periodicidad quincenal, se dan a conocer al mercado la suma de las posiciones cortas comunicadas y publicadas (aquellas iguales o superiores al 0,2%).

- ¿Se pueden limitar las ventas a corto? En EE UU, el regulador del mercado puede prohibir las apuestas bajistas cuando el precio de un valor caiga más de un 10% en una sesión. En Europa, sin embargo, solo se puede actuar contra un exceso de volatilidad sacando al valor de cotización.