Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El banco francés BNP pierde 3.454 millones por su inversión en deuda griega

La entidad cierra 2011 con unas ganancias de 6.000 millones pese al impacto de la crisis

El consejero delegado de BNP, Jean-Laurent Bonnafe.
El consejero delegado de BNP, Jean-Laurent Bonnafe. AFP

BNP Paribas, el banco más grande de Francia, ganó 6.000 millones de euros en 2011, lo que la convierte en la primera entidad por beneficios de todo la eurozona y la segunda del país por debajo de la petrolera Total, que obtuvo unas ganancias de 12.000 millones durante el pasado ejercicio. Sin embargo, estos resultados, que suponen un descenso del 23,5% con respecto a 2010, se vieron muy lastrados por la inversión del BNP en deuda soberana europea, especialmente en la de los periféricos del euro y, de forma destacada, de su apuesta por Grecia.

A lo largo del pasado ejercicio, el banco destinó un total de 3.240 millones de euros para cubrir las pérdidas derivadas de su inversión en Grecia. Asimismo, espera perder 650 millones este año por ese concepto.

Según especialistas citados por Bloomberg, BNP Paribas está ahora mejor preparado para afrontar el presente tras amortizar en el cuarto trimestre de 2011 otros 567 millones de euros para hacer frente a las pérdidas que espera en deuda griega. Gracias a ello, ya ha cubierto el 75% del total de los activos de esta cartera que pueden suponer algún riesgo.

En el último trimestre del año, el varapalo en su cuenta de resultados por la crisis de Grecia fue incluso mayor que en el balance anual, ya que la entidad redujo sus beneficios netos hasta los 765 millones de euros, justo la mitad que en el mismo periodo de hace un año, cuando ganó 1.550 millones.

La banca francesa es una de las más expuestas del mundo al riesgo de la deuda soberana europea, ya que tiene más de 620.000 millones de dólares (471.000 millones de euros) invertidos en deuda pública y privada de Grecia, Portugal, Irlanda, Italia y España, según los datos del Banco Internacional de Pagos en Basilea.

Pese a estos resultados, BNP Paribas ha volado hoy en Bolsa y sus títulos han ganado hasta un 7%, la mayor subida en casi un mes. Los analistas explican este repunte a que la nueva tanda de préstamos del BCE está mejorando en general las cotizaciones de los bancos europeos. Durante este año, las acciones del BNP han subido un 15%, y el banco tiene ahora un valor de mercado de 42.200 millones de euros. El año pasado, la entidad perdió un 39% de su valor bursátil, pero ha remontado en 2012. Société Générale y Credit Agricole, segundo y tercer banco de Francia, respectivamente, y ambos operando en el mercado griego, perdieron en 2011 más de la mitad de su valor.

Los tres mayores bancos franceses están en fase de reducir activos por valor de 300.000 millones de euros y van a recortar unos 5.600 empleos para cumplir con las reglas internacionales de capital, al tiempo que amortizan las pérdidas en deuda griega, sobre la que pesa la amenaza de una quita de hasta el 70% frente a su valor actual. Solo desde septiembre, las cuatro mayores entidades francesas han realizado provisiones por 5.400 millones en previsión de las dificultades que tendrán para recuperar su inversión en deuda soberana de Grecia.

El banco, según ha dicho su consejero delegado, Jean-Laurent Bonnafe, en el cargo desde diciembre, no ha decidido todavía si acudirá al BCE en busca de más dinero. “No necesitamos fondos, si es inteligente moverse, nos moveremos, y si no lo es, no lo haremos”, ha declarado.