Rato afirma que Bankia "podrá seguir adelante en solitario sin ayuda pública"

La provisión exigida por el Gobierno al banco asciende a 5.070 millones Los beneficios de la entidad se situaron en 309 millones, un 13,4% menos El presidente no quiso valorar su recorte de sueldo

El presidente de Bankia, Rodrigo Rato, en la presentación de resultados de la entidad.
El presidente de Bankia, Rodrigo Rato, en la presentación de resultados de la entidad.ULY MARTÍN

“Bankia podrá seguir adelante en solitario sin ayuda pública y sin vender activos estratégicos”, dijo el viernes Rodrigo Rato, presidente de la entidad. Con estas palabras, el máximo dirigente de Bankia intentó ahuyentar los rumores, cada vez más insistentes, sobre el futuro de la primera entidad por su volumen de negocio en España. Ante las preguntas sobre si podía acabar en otras manos, respondió: “No contemplamos operaciones de ningún tipo, pero no comentaré rumores. Tanto el presidente de La Caixa, Isidro Fainé, como el del BBVA, Francisco González, han desmentido cualquier fusión”. “Bankia no es un riesgo sistémico, es una entidad sistémica”, aclaró.

Rato también afirmó que la provisión exigida por el Gobierno asciende a 5.070 millones, entre las necesidades de capital y de provisiones. “Finalizaremos este saneamiento en diciembre de este año”, aseguró. Para ello, dice contar con una capacidad para generar hasta 8.000 millones de euros en capital gracias a la venta de activos no estratégicos y la transformación de preferentes y subordinadas en acciones. Preguntado por si lograrían alcanzar esta meta sin entrar en números rojos, el presidente fue escueto: “Ese es nuestro objetivo, no generar pérdidas. Con esta línea estamos trabajando”, pero no se atrevió a ser más tajante.

Rato no valoró la rebaja de sueldo que le ha supuesto el real decreto por ser una entidad con ayudas públicas. Su retribución ha pasado de 2,3 millones a 600.000 euros. “No me parece adecuado hacer valoraciones sobre temas personales”, respondió. Rato fue ministro de Economía en un Gobierno del PP y jefe de Luis de Guindos, que entonces era secretario de Estado de Economía.

La entidad ha cerrado 817 oficinas y ha reducido su plantilla en 3.900 personas

Los resultados obtenidos por Bankia en 2011 no son espectaculares: ganó 309 millones, un 13% menos que en 2010 y 100 millones menos de su objetivo. La morosidad y los cambios regulatorios que piden más capital y más provisiones, arrastran a los beneficios de la entidad. Los ingresos han caído un 26%, efecto que se ha amortiguado gracias a la reducción de gastos (un 16%). Las dotaciones por pérdidas por el deterioro de activos han disminuido en 900 millones, lo que también ha beneficiado a la cuenta.

En 2011, el grupo realizó 1.139 millones de las nuevas provisiones del Gobierno. De ellas, solo 139 millones impactaron en los resultados. Los otros 1.000 millones se cargaron contra las provisiones genéricas acumuladas en el balance. En 2012 deberá sanear sus activos inmobiliarios en 2.257 millones. De ellos, 2.006 millones son provisiones específicas y 251 millones genéricas. Además, necesita un colchón de capital de 872 millones millones, por ahora cubierto. El Banco Financiero y de Ahorro (BFA), la matriz del grupo, también deberá contar con 1.674 millones de colchón de capital para los activos inmobiliarios. BFA no dará resultados hasta marzo, pero Rato adelantó que no entrará en pérdidas. Bankia anunció ayer una ampliaciíon de capital de hasta 1.277 millones de euros mediante el canje de participaciones preferentes y deuda subordinada —valorada al 100% del valor nominal— en acciones de Bankia para cumplir con las exigencias del supervisor europeo. Bankia emitirá un máximo de 454 millones de acciones, un 26% de su capital actual, con lo que la participación de BFA caerá claramente por debajo del 50% en Bankia.

Más información

Lejos de ser víctima de una fusión, Rato afirmó que la entidad estaría interesada en hacerse con Unnim, siempre que se le aplicasen las mismas ayudas de las que ha gozado el Banco Sabadell para hacerse con la CAM. Respecto a los comentarios del Ministerio de Economía sobre que las entidades con ayudas públicas (el grupo tiene 4.465 millones del Estado) no debían participar en compras, el presidente de Bankia afirmó: “Lo que importa es la ley, no las declaraciones. La legislación nos permite realizar adquisiciones”.

El recorte de gastos se ha logrado gracias a que Bankia ha cerrado 817 oficinas, el 20% de la red, y ha reducido en un 16% la plantilla, 3.857 personas. Pese a todo, la caída de ingresos ha sido tan fuerte, que la eficiencia (que mide lo que gasta la entidad por cada 100 euros que obtiene) ha empeorado desde el 52,6% en 2010 al 63,7%. Al cierre de 2011, Bankia poseía una cuota de mercado del 11% en créditos y del 10,7% en depósitos. Los préstamos en España han caído un 9,2%, y los recursos de clientes han subido un 7,3%.

Con respecto a la tasa de morosidad, subió en 2011 al 7,63 %, desde el 5,52% del año anterior, con un ratio de cobertura del 45,1%. Hace un año, la cobertura era del 63%. El grupo ha acelerado en la última parte del año la venta de activos inmobiliarios, hasta alcanzar las 4.285 unidades, por 567 millones, y ha alquilado 610 inmuebles.

La entidad que preside Rodrigo Rato debe hacer frente a vencimientos de deuda por importe de 6.000 millones hasta 2015, aunque reconoce que los tiene cubiertos gracias a lo que ha pedido prestado al BCE a un plazo de tres años, su capacidad de emisión y el volumen de activos líquidos.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50