China registra en enero el mayor aumento de la inflación en tres meses

Los precios se aceleran por el furor consumista de las fiestas de año nuevo y aleja la posibilidad de nuevas medias para facilitar el crédito

Una consumidora selecciona algunas verduras en un supermercado de Hefei, en el este de China.
Una consumidora selecciona algunas verduras en un supermercado de Hefei, en el este de China.MARK RALSTON (AFP)

China registró en enero una inesperada aceleración de los precios, impulsados por el furor consumista que acompaña a las fiestas de año nuevo, que se ha celebrado en esta ocasión durante el primer mes del año. La inflación creció un 4,5%, medio punto por encima de lo previsto, el mayor ritmo de crecimiento interanual de los últimos tres meses y pone en duda que la segunda economía del mundo pueda tomar nuevas medidas para recortar las exigencias de reserva de capital de los bancos e impulsar el crédito.

"El dato aleja de momento una mayor relajación de la política monetaria", asegura Yao Wei, economista de Société Générale en Hong Kong. "Aunque la inflación debería a enfriarse de nuevo a partir de enero", añade. Las previsiones de los analistas apuntan a un alza de los precios de entre 3,3% y un 4% este mes. A excepción de enero, las subidas han sido moderadas durante los seis meses anteriores.

En términos intertrimestrales, los precios crecieron un 1,5% en diciembre, el mayor ritmo de avance de los últimos cuatro años.

En diciembre pasado, el Banco Central de China llevó a cabo una reducción de 50 puntos básicos del nivel de capital de reserva que exige a los bancos, hasta un récord de 21,5%. Con esta medida, la institución pretender aliviar las presiones sobre el crédito e impulsar la liquidez y apoyar a la economía ante los riesgos que representan la crisis global y la volatilidad de los mercados financieros.

Para contener los precios, el Banco Central Chino aumentó por segunda vez los tipos de interés el mes pasado.

El producto interior bruto (PIB) de China aumentó un 8,9% en el último trimestre del año pasado respecto al mismo periodo de 2010. Se trata del menor ritmo de ascenso en los últimos 10 trimestres, pero aun así permitió a Pekín cerrar el año con un crecimiento del 9,2% sobre 2010, cuando subió un 10,4%. El PIB en el conjunto de 2011 fue de 47,16 billones de yuanes (5,8 billones de euros).

La ralentización se ha debido al efecto de la crisis global y de las medidas tomadas por el Gobierno para contener la inflación y evitar el pinchazo de una burbuja inmobiliaria. Los datos presagian una menor voluntad del banco central de facilitar el acceso al crédito a corto plazo.

 

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS