_
_
_
_
_

La Caixa cifra en 4.471 millones el impacto total de la reforma en sus cuentas

Las provisiones para cubrir riesgo inmobiliario ascienden a 3.166 millones Cuenta con 1.835 millones en genéricas y confía en su capacidad de generar capital para ello No obstante, La Caixa trasladó sus créditos más problemáticos del ladrillo a otra entidad

El País

El grupo La Caixa calcula que tendrá que provisionar 4.471 millones para cubrir su riesgo inmobiliario con vistas a cumplir con los requerimientos de la reforma financiera, según ha informado la entidad a la CNMV. De este importe, 3.166 millones corresponden a las provisiones para sanear su cartera crediticia actual. En concreto, 2.436 millones de euros son para Caixabank, la entidad que agrupa el negocio financiero, y otros 730 millones para ServiHabitat, donde se acumulan sus activos más problemáticos derivados del ladrillo, tal y como ha concretado la caja en una segunda nota publicada horas después de concretar las cifras de Caixabank.

Junto a estos fondos para sanear el crédito actual concedido al sector inmobiliario, la Caixa calcula en 1.305 millones el capital que necesita para formar el colchón que le exige la nueva normativa con vistas a cubrir eventuales deterioros de sus créditos a promotores en un futuro. De ellos, 745 corresponden al Grupo CaixaBank.

Para alcanzar los objetivos, la Caixa confía en su capacidad de generar capital a través de sus resultados de explotación y recuerda que en 2011 obtuvo 3.040 millones de euros por esta vía. También utilizará las provisiones genéricas de 1.835 millones que acumulaba a cierre de 2011 para hacer frente a los 955 millones de euros que se derivan de la provisión genérica del 7% que debe realizar sobre los activos clasificados como normales, ya que solo aquí puede emplear esta reserva.

Según detalla la entidad, La Caixa cargará los 730 millones de euros de provisiones que necesita por los activos en los balances de ServiHabitat con cargo a los beneficios del grupo.

En cualquier caso, la entidad destaca que tiene previsto repetir en 2012 las dotaciones extraordinarias que ya realizó el año pasado, y que ascendieron a 2.277 millones, de los que la mitad, 1.138 millones, correspondieron al sector inmobiliario. Por este motivo, espera cumplir "holgadamente" con las exigencias.

Por otra parte, para reforzar su colchón de capital en los 1.305 millones que le exige la nueva normativa, La Caixa asegura que dispone de un excedente de 5.792 millones de recursos propios sobre capital principal. Con estas cifras, correspondientes al cirre de 2011, la entidad tenía una ratio de capital de máxima categoría del 11,8% frente al mínimo exigido del 8%.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_