Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CNMV suspende las cuotas de la CAM cuando apuntaban un desplome en Bolsa

El Sabadell insiste ante la CNMV en que las cuotas no tendrán "valor económico significativo" tras la reestructuración de la caja

Las cuotas participativas de la CAM no han podido comenzar a cotizar hoy en el arranque de la sesión bursátil por la avalancha de órdenes de venta que amenazaban con un desplome de su cotización después de la inexplicable subida de ayer. En la subasta de preapertura, el precio que se cruzaba era de 0,94 euros por cuota, lo que implicaría una caída cercana al 30% y las órdenes de venta quintuplicaban a las de compra. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido suspender la cotización del valor "por concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones".

A requerimiento de la CNMV, y a través de un hecho relevante, el Sabadell ha confirmado que "las cuotas participativas de Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) no han sido traspasadas a Banco CAM (Banco CAM) en virtud de la escritura pública de segregación de la actividad financiera de CAM a Banco CAM de fecha 21 de junio de 2011". El Sabadell añade que "tal y como está diseñado el proceso, es de prever que las cuotas participativas no tengan valor económico significativo". Y concluye: "Este proceso está sujeto a la aprobación de las autoridades regulatorias europeas y de las autoridades españolas, lo que condiciona y limita cualquier decisión que se pueda tomar sobre las mismas".

Finalmente, la CNMV no ha levantado la suspensión de cotización de la CAM en toda la sesión, una vez que se ha aportado la citada información.

En el rescate de la CAM, las cuotas se quedan al margen, puesto que lo que se rescata es Banco CAM y las cuotas representan derechos económicos sobre la caja, no sobre Banco CAM. La caja se quedará sin su negocio financiero, pues el 100% del capital pasará al Sabadell y las cuotas, por tanto, se quedan sin "ningún valor económico", como ya señaló ayer el presidente del Sabadell, Josep Oliu.

En realidad, la caja se ha quedado solo con los activos y pasivos de la Obra Social y con los activos y pasivos de una oficina de la CAM en Miami. El valor contable patrimonial de ambos es cero, según el balance de segregación. Y los partícipes de las cuotas tienen el 5% de los derechos económicos de ese patrimonio, en principio nulo.

La prensa local valenciana, sin embargo, ha especulado con la posibilidad de que el Sabadell ofreciera a los cuotapartícipes un canje de cuotas participativas por acciones nuevas del banco catalán. Esa es una solución factible para los inversores de la CAM que están atrapados en participaciones preferentes, porque dichas participaciones preferentes sí fueron trasladadas al Banco CAM, pero en el caso de los cuotapartícipes sería casi tanto como regalarles las acciones. La prensa local señalaba que la solución se podría condicionar a que los clientes de la CAM con cuotas participativas mantuvieran o reingresasen sus depósitos. Sin embargo, ni siquiera así la solución tendría sentido económico para el Sabadell. Además, como las cuotas cotizan en Bolsa, en ralidad ahora no tienen por qué estar en manos siquiera de clientes de la CAM. En cualquier caso, la explicación del Sabadell de que la necesidad de "aprobación de las autoridades regulatorias europeas y de las autoridades españolas condiciona y limita cualquier decisión que se pueda tomar sobre las mismas" es un mal presagio al respecto.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores no había exigido a la CAM ninguna explicación sobre la situación en que quedan los cuotapartícipes tras la adjudicación de la caja al Sabadell. El banco catalán ha hecho múltiples presentaciones y ha dado abundante información sobre el impacto en sus cuentas, pero la caja valenciana simplemente ha dado cuenta de la adjudicación sin explicar la repercusión en los titulares de cuotas participativas. Ante la pasividad inicial de la CNMV, la confusión se ha aclarado con más de 24 horas de retraso.