Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

El BCE frena el acoso a España e Italia tras un nuevo récord de la prima de riesgo

El diferencial de la deuda de España e Italia con la de Alemania logra bajar frente a los niveles de ayer gracias al instituto emisor. -La prima de riesgo española ha tocado por primera vez los 424 puntos básicos antes de la intervención

La fase de fuerte marejada que atravesaron ayer los mercados financieros por el recrudecimiento de la crisis del euro se modera, aunque el mar de fondo se mantiene. Las dudas sobre Italia, que ha visto como la presión contra su deuda ha subido a los mismos niveles que supusieron el rescate de Grecia, Irlanda y Portugal, ha arrastrado hoy la prima de riesgo de España a zona de máximos tras bordear ayer esta frontera. No obstante, a partir de ese momento ha empezado a moderarse hasta lograr bajar frente a los niveles de la víspera gracias a que, según fuentes del mercado, el Banco Central Europeo (BCE) estaría comprando deuda de España e Italia en los mercados secundarios, donde se negocian los títulos de deuda soberana una vez emitidos.

MÁS INFORMACIÓN

La prima de riesgo, que es el indicador que mejor mide la confianza de los inversores y que equivale al sobreprecio exigido a sus bonos a 10 años frente a los alemanes, de referencia por su estabilidad, ha tocado a primera hora los 424 puntos básicos por primera vez desde que el país entró en el euro en 1999. Sin embargo, tras marcar este nuevo máximo histórico -el anterior fueron los 417 puntos básicos alcanzados en agosto-, ha moderado su repunte y ha logrado bajar en unos 6 puntos básicos frente al último dato de ayer, con lo que se situaba sobre los 400 puntos básicos (403). España aparece por detrás de Italia, aunque a cierta distancia, como la siguiente posible víctima de la crisis y no es inmune a un contagio de sus problemas.

En cuanto a la situación de Italia, el sobreprecio de los bonos italianos frente a los alemanes trataba de poner tierra de por medio frente a los máximos de ayer, cuando llegó a tocar los 574 puntos básicos por la mañana. Al final, acabó sobre los 560. Hoy, gracias a la ayuda del BCE, convertido en el prestamista de último recursos de la eurozona, ha bajado hasta los 530 puntos básicos (unos 22 menos que la víspera). Además, tras conocerse el resultado de la subasta de bonos a un año del Tesoro italiano, que pese a cerrarse con el precio más alto en 14 años se ha desarrollado mejor de lo previsto, ha llegado a descender a los 516 con la rentabilidad que exigen los inversores a sus bonos a 10 años de nuevo por debajo del 7%.

En las Bolsas, los principales índices del Viejo Continente han cerrado de forma variable con caídas en Madrid, París y Londres y subidas en Milán y Fráncfort. La jornada ha empezado con caídas generalizadas al frente de las cuales se han situado, precisamente, el parqué alemán y el francés, que han llegado a ceder hasta un 1,75%. Por detrás, el selectivo español Ibex 35 se dejaba en torno a un 1% a primera hora y pugnaba por mantener los 8.300 puntos básicos, algo que ha logrado al final de la jornada. La única que ha podido esquivar desde el inicio del día un correctivo que daba continuidad al desplome de ayer, ha sido la Bolsa italiana, que apostaba por el rebote. La posibilidad de un Gobierno liderado por el excomisario europeo Mario Monti, el BCE y, después, el resultado de la subasta han animado las compras en la principal plaza financiera italiana, que a pocos minutos de las 11.00 aumentaba las ganancias por encima del 3%. A mediodía se contentaba con un 2,75% aunque, por la tarde, ha moderado el avance al 0,97%.

Tras transitar entre las pérdidas y las ganancias, el resto de Bolsas cedían a la volatilidad y algunas, como la española, regresaban al terreno de las pérdidas con un recorte del 0,36% al cierre. París se ha dejado un 0,42% y Londres un 0,41%. En el lado contrario, Fráncfort ha subido un 0,63%. En las divisas, el euro, después de marcar su nivel más bajo frente al dólar del último mes a primera hora al cambiarse a 1,34 unidades del billete verde, volvía a superar la cota psicológica de los 1,35 a mediodía.