Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno alemán acuerda rebajar los impuestos a partir de 2013

La coalición en el poder pacta rebajar la carga fiscal en 6.000 millones de euros.- Merkel asegura que el recorte beneficiará sobre todo a las personas con ingresos bajos o medios

El Gobierno alemán ha acordado esta noche rebajar los impuestos a partir de 2013. Los democristianos (CDU/CSU) y los liberales (FDP), que forman la coalición de Gobierno, han pactado rebajar la carga fiscal en 6.000 millones de euros, según ha anunciado la canciller Angela Merkel. La reducción se introducirá en dos tramos, hasta 2014. En el anuncio, Merkel ha asegurado que el recorte beneficiará sobre todo a las personas con ingresos bajos o medios.

Tras una maratoniana jornada de reunión entre los dirigentes de la CDU de Angela Merkel, su partido hermano bávaro CSU y el FDP, la canciller ha anunciado ya de noche el inesperado acuerdo de las tres fuerzas políticas. Durante las últimas semanas se habían acumulado las dudas sobre el margen del Gobierno para aplicar rebajas de impuestos. Pocos confiaban en que las ocho horas de reuniones culminaran en acuerdo.

Subirá el umbral de ingresos exentos de IRPF, con lo que el Gobierno central perderá 2.000 millones de euros de ingresos, lo mismo que los 16 Estados federados. También se suavizará la subida de los tramos fiscales cuando suban los sueldos. Una de las quejas más extendidas entre los contribuyentes alemanes es que las subidas de sueldo quedan, a menudo, neutralizadas por la brusca subida de impuesto que acarrean. Este cambio costará al erario 2.200 millones de euros, que soportará el Gobierno central.

Aumenta el seguro de invalidez

Como contrapartida, los contribuyentes alemanes tendrán que pagar una décima de punto porcentual más a la Seguridad Social, en concepto de seguro de invalidez. Esto reportará 1.100 millones de euros más a las cajá públicas. Ahora el seguro de invalidez asciende al 1,95% de los ingresos o al 2,2% para los que no tienen hijos. La CSU bavara ha logrado que se aplique su propuesta de que los padres que renuncien a llevar a sus hijos a las guarderías públicas obtengan 100 euros mensuales. A partir de 2014, los padres que cuiden en casa de sus hijos obtendrán 150 euros mensuales durante el segundo y el tercer año de vida de sus hijos.

PHilipp Rösler, cabeza del FDP, es quien más tiene que celebrar tras el acuerdo, porque su partido aún se resiente por el incumplimiento de la promesa electoral de bajar los impuestos. El socialdemócrata SPD, por su parte, considera que la rebaja podría vulnerar el mandato constitucional de limitar el endeudamiento y amenaza con presentar un recurso contra la ley ante el Tribunal Constitucional.