Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Merkel adelanta que el fondo de rescate superará el billón de euros

La canciller avanza a los partidos alemanes los detalles del acuerdo para superar la crisis que deben firmar los países socios el miércoles. -Sitúa la quita de la deuda de Grecia entre el 50% y el 60%

El fondo de estabilidad del euro obtendrá una capacidad de un billón de euros, según adelantó ayer lunes la canciller federal, Angela Merkel a los líderes de los partidos parlamentarios alemanes. Jürgen Trittin, jefe del grupo de Los Verdes en el Parlamento (Bundestag), dijo tras reunirse con la canciller que el fondo de estabilidad "superará" dicha cantidad. Merkel está informando a los diputados alemanes antes de la votación sobre el fondo de estabilidad que ayer convocó para mañana miércoles.

Los líderes europeos intentarán alcanzar un acuerdo para reformar dicho fondo en la segunda cumbre europea de la semana, que se celebrará el mismo día en Bruselas. La canciller quiere asegurarse los apoyos internos necesarios para poder firmar lo que se pacte allí. La cumbre del domingo terminó sin acuerdo. Los parlamentarios han protestado estas semanas. Según sus críticos, el aumento de capacidad hace al fondo de estabilidad incompatible con la ley que permitió la participación alemana a finales de septiembre. Sin embargo, la votación de mañana no era necesaria y revela las presiones internas que pesan sobre la canciller.

La ley aprobada por el Bundestag permitía que las decisiones futuras sobre el fondo de estabilidad se tomaran en la Comisión de Presupuestos. Tal y como se votó, el fondo de estabilidad contará con avales alemanes por 211.000 millones, de un total de 440.000 millones de euros. El aumento por encima del billón de euros se obtendrá mediante el apalancamiento del fondo. Pero es un aumento tan drástico que Merkel ha tenido que permitir a la Cámara que decida en pleno antes de ir a Bruselas. Hasta ayer, su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), se negaba en redondo a dicha posibilidad. La misma Comisión de Presupuestos descartó el viernes que la Cámara volviera a votar sobre el fondo.

Merkel tenía previsto una declaración parlamentaria el pasado viernes, en la que informaría a la Cámara de sus intenciones en Bruselas. A última hora anunció que no hablaría ante el Bundestag, evidenciando así que no tenía un plan concreto que presentar a los diputados. La postergación del acuerdo hasta mañana confirmó los problemas entre Francia y Alemania para fijar un modelo con el que aumentar la potencia del fondo de estabilidad.

Los detalles del mecanismo de apalancamiento aún no han sido concretados. En líneas generales, se habla de una especie de seguro para atraer a inversores privados: en caso de que vengan mal dadas, el fondo europeo respondería a parte de las pérdidas a las que se arriesgan los inversores que compren bonos de los países europeos. Otra posibilidad es la creación de sociedades que compren deuda soberana de los diferentes países y atraigan inversores combinándola en paquetes de diferentes grados de riesgo.