Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El agravamiento de la crisis

La troika da luz verde a la entrega de 8.000 millones a Grecia

La visita termina en medio de protestas ciudadanas en un clima de malestar social por los fuertes recortes

Los inspectores enviados a Atenas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE) han concluido hoy su revisión de los progresos de Grecia y han dado el visto bueno a la entrega de 8.000 millones de euros a Atenas. El fin de los trabajos de la misión en el país mediterráneo ha tenido lugar en un clima marcado por las fuertes protestas y las manifestaciones de empleados públicos, que bloquearon el acceso a los ministerios.

Los representantes del FMI, el Banco Central Europeo y la CE han concluido en un comunicado conjunto que "la misión ha alcanzado un acuerdo con las autoridades locales en las políticas económicas y financieras necesarias para conseguir respaldar el programa económico previsto". Respecto a la perspectivas económicas, en el mismo documento aseguran que la recesión será "más profunda" que las previsiones hechas en junio y que la recuperación comenzará solo a partir de 2013".

En sus conclusiones, la troika también tiene en cuenta el área fiscal. Aunque asegura que el Gobierno ha conseguido una reducción del déficit desde que comenzó el programa a pesar de la fuerte recesión económica, los representantes de las instituciones apuntan que Grecia no conseguirá el objetivo fiscal para 2011. La troika aduce que la fuerte caída del PIB es una de las razones para que esto ocurra, pero también señala a la disminución en la aplicación de algunas de las medidas acordadas.

Para 2012, la misión cree que el anuncio de las medidas adicionales anunciadas por el Gobierno, combinadas junto con la implantación de la estrategia fiscal a medio plazo, serán suficientes para conseguir los objetivos del plan fiscal y que se consiga el objetivo de déficit en los 14.900 millones de euros.

En el área de las privatizaciones, se ha conseguido avanzar con la creación de un fondo de privatización, según apunta la troika en su comunciados. Sin embargo, apuntan que los retrasos en este campo y las peores condiciones en los mercados han hechos que los ingresos de las privatizaciones en 2011 sean "significativamente" menores que los previstos. El Gobierno sin embargo, permanece comprometido con el objetivo de 35.000 millones de euros de ingresos para finales de 2014.

A pesar de que hayan finalizado la visita de forma positiva, Grecia no recibirá los 8.000 millones de euros del siguiente tramo de ayudas de manera inmediata puesto que previamente los expertos deberán presentar su informe a los ministros de Finanzas de la zona euro y al FMI. No obstante, incluso aunque Grecia recibiera el próximo tramo de asistencia financiera, apenas supondría un alivio transitorio, ya que existen crecientes especulaciones respecto a la necesidad de reforzar el segundo rescate del país heleno, pactado el pasado mes de julio, incluso antes de su entrada en vigor.

Grecia, que atraviesa una profunda recesión y espera que su deuda pública escale al 162% del PIB este mismo año, se ha comprometido a un agresivo plan de austeridad, que incluye un severo recorte del salario de los funcionarios y el despido de miles de empleados públicos, así como subidas de impuestos.

Coincidiendo con la última jornada de la misión en Atenas, los empleados públicos, en protesta contra los recortes contemplados en el plan de austeridad, bloquearon el acceso al Ministerio del Interior y a otros organismos públicos.