La CNE vuelve a retrasar la decisión sobre la operación de Sacyr y Pemex en Repsol

El organismo niega haberlo tratado, pero el Consejo lo debatió durante horas

La hora de la verdad. El Consejo de Administración de Repsol se reunirá hoy de forma ordinaria para abordar un tema que no lo es: examinar los cambios en la gestión que demanda el primer accionista de la compañía, el grupo Sacyr Vallehermoso (20%), aliado desde agosto en un pacto de sindicación de acciones con Pemex (9,8%). La reunión se celebrará sin que la Comisión Nacional de la Energía (CNE) haya decidido todavía si la alianza entre el grupo que preside Del Rivero y la compañía estatal mexicana merece ser investigada. Así lo demanda Repsol al entender que puede afectar a actividades reguladas.

El órgano que preside Alberto Lafuente negó ayer en un comunicado que hubiera tratado el tema Repsol. Sin embargo, otras fuentes informaron de que el Consejo lo debatió con largueza, durante varias horas incluso, sin llegar a una decisión.

Del Rivero y Brufau medirán fuerzas hoy en el Consejo de la petrolera
Más información

Oficialmente, la CNE se limitó a señalar que dispone de tres meses para decidir, a contar desde el 5 de septiembre, cuando la petrolera solicitó la apertura de un expediente. La decisión de la CNE se producirá, muy probablemente, cuando se hayan celebrado las reuniones de los Consejos tanto de Repsol como de Sacyr (tiene prevista reunión ordinaria el viernes), con lo que estará más claro el estado de la pugna por el control de la compañía.

Para el presidente de Sacyr Vallehermoso, Luis del Rivero, el Consejo de Repsol de hoy es más que importante. Previsiblemente, explicará el pacto alcanzado con Pemex para influir en la gestión de la empresa sin lanzar una opa -suman el 29,8% de las acciones- y la bondad de sus propuestas, entre ellas la de nombrar un consejero delegado en la compañía.

Del Rivero no puede plantear las demandas desde una posición de fuerza incontestable. Dos de sus socios en Sacyr, Demetrio Carceller y Juan Abelló -este, consejero también de Repsol-, forzaron una tensa reunión del Consejo de Sacyr el lunes donde quedó patente la inquietud desatada en el seno del grupo por el pacto con Pemex. Esa inquietud ha sido avivada por los documentos internos de la compañía estatal mexicana, en los que destaca cómo con tan solo 1.600 millones de inversión logran una posición que en una compañía de similar tamaño, sin un socio como Sacyr, le hubiera costado entre seis y 20 veces más.

Con Del Rivero pendiente de los ecos en su propio patio, Brufau espera salvar sin problemas cualquier envite que pueda recibir hoy. En principio, cuenta con el respaldo de la mayoría de los consejeros independientes, que suponen la mitad de los 16 miembros del órgano de administración. Tampoco espera sorpresas por parte del segundo gran accionista de la petrolera, La Caixa (13%), con el que Repsol comparte intereses en la gasista Gas Natural Fenosa. Esta compañía ha solicitado a la CNE que actúe ante el pacto Sacyr-Pemex y le permita realizar alegaciones si abre expediente.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción