El IRPF en España supera la media de la Unión Europea

Existe un diferencial de dos puntos y medio entre el IVA español y la media de la UE

Las nuevas medidas fiscales que han anunciado varios países han puesto en foco sobre las diferencias existentes entre varios países. España se sitúa entre los países con impuestos directos más altos, según un estudio de Ernst & Young Abogados que compara los principales impuestos en la Unión Europea, Estados Unidos y los BRIC (Brasil, Rusia, India y China). Por tipos de tributos, en el caso del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas el tipo marginal máximo medio del IRPF en España es del 45% frente al 37% que se tributa de media en la Unión Europea.

Si se toma como referencia la UE de los 15, la media en estos países se sitúa en el 48.27%. España es el undécimo país con el tipo medio marginal máximo más alto. Mientras que en el caso de Estados Unidos, el tipo marginal medio máximo está siete puntos por debajo de la cifra española.

Otro de los impuestos que analiza el estudio es de Sociedades, que en España se sitúa en el 30%, lo que sitúa como el quinto país de la UE con el tipo más alto superado por Malta, Francia Bélgica e Italia. Eduardo Sanfrutos, responsable del estudio, ha asegurado que esta situación puede perjudicar la competitividad de las empresas españolas.

Entre las conclusiones del estudio, Sanfrutos ha destacado que existe una "tendencia bajista" en los impuestos directos, especialmente en el de Sociedades. En España también se ha llevado a cabo esta práctica con una reducción de su tipo general del 35% al 30%.

Por otra parte, el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) ha seguido la tendencia opuesta. En España, se incrementó hasta el 18% el 1 de julio de 2010. A pesar de este aumento, existe un diferencial con la Unión Europea de dos puntos y medio. En este sentido, Sanfrutos ha señalado que en este tipo de impuestos es donde existe "mayor margen de maniobra".

Recuperación del Impuesto de Patrimonio

La recuperación del Impuesto de Patrimonio también se recoge en el documento donde señala que la principal modificación es la elevación del mínimo exento general hasta los 700.000 euros por contribuyente y el incremento de la exención para la vivienda habitual hasta los 300.000 euros. "Hemos dado un paso atrás porque la tendencia era eliminarlos. Solo existe en Francia, donde es claramente un impuesto para las grandes fortunas con un mínimo de 1.300.000 euros", ha dicho Sanfrutos.

Por otra parte, el informe también analiza el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, donde España se sitúa como el país con el cuarto tipo más alto (casi el 35%) entre los que aún lo mantienen, ya que países como Austria, Portugal y Suecia lo han eliminado, mientras que en otros como Malta, Chipre, Rumanía o Letonia nunca ha existido.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción