Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La huelga en Renfe afecta a más de 4.000 pasajeros

La operadora cifra el seguimiento en un 3% y CC OO, en el 70%

Las primeras dos horas de paro de la primera jornada de huelga en Renfe protesta por la reorganización de la división de Mercancías de la compañía han concluido a las nueve de la mañana sin que se hayan registrado incidentes de consideración. Ha afectado a más de 4.000 usuarios de los servicios de media y larga distancia y a un número indeterminado de usuarios de Cercanías, según la compañía. La huelga, convocada por el sindicato Comisiones Obreras (CC OO), volverá a afectar al servicio entre las ocho de la tarde y las diez de la noche y el próximo jueves (entre las once de la mañana y las tres de la tarde y entre las seis y las diez).

Según fuentes de Renfe, el seguimiento de la huelga esta mañana ha sido mínimo -241 trabajadores, un 3% de los más de 8.000 trabajadores de la operadora ferroviaria- e incluso han salido más trenes de los previstos en los servicios mínimos. Por su parte, fuentes del Sector Ferroviario de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CC OO aseguran que la convocatoria ha sido secundada por el 70% del personal. Ambas partes destacan que la protesta se ha desarrollado sin incidentes y con el cumplimento íntegro de los servicios mínimos.

En concreto, los paros han afectado a mil usuarios de AVE, a 150 pasajeros de las líneas AVANT y a 3.000 viajeros de media distancia convencional, según Renfe, que explica que en los servicios de Cercanías es más difícil de cuantificar la repercusión de la protesta. Por otra parte, una treintena de representantes y afiliados de la CGT se han encerrado en las dependencias madrileñas de Renfe Operadora, en las que tienen previsto permanecer hasta la una para posteriormente participar en una concentración en la estación de Atocha.

Renfe ha fijado unos servicios mínimos que han garantizado, según sus propios datos, la circulación de hasta el 75% de los trenes programados habitualmente en Cercanías, el 73% de los de Alta Velocidad Larga Distancia y el 65% de los de Media Distancia.

CC OO considera que la reestructuración de Renfe Mercancías anunciada por la operadora "perjudica la situación laboral de los trabajadores y constituye un espejo en el que se pueden mirar otras actividades ferroviarias". De su lado, la operadora defiende que el nuevo modelo empresarial de la división busca potenciar la comercialización, la sostenibilidad económica y la internacionalización del negocio, para aumentar la competitividad de sus servicios en las cadenas logísticas de un mercado ya liberalizado.

Además, Renfe asegura que el resto de sindicatos con representación en su comité de empresa (Semaf, UGT, CGT y Sindicato Ferroviario) no respaldan la convocatoria. En virtud del nuevo modelo de Mercancías, Renfe ha reestructurado este negocio en tres filiales especializadas (Contren, para la actividad de contenedores; Irion, para la siderurgia; y Multi, para multiproductos y graneles) en las que está previsto que socios privados tomen hasta un 45% de su capital social.