El agravamiento de la crisis

El FMI pide un esfuerzo internacional para superar la crisis

El Fondo matiza las palabras del representante italiano en el organismo en las que afirmaba que España e Italia necesitarán ayuda exterior para evitar el contagio

El Fondo Monetario Internacional ha defendido hoy que es necesario realizar un esfuerzo internacional para superar la crisis fiscal del euro. El objetivo, han añadido desde fuentes del organismo, es evitar que situaciones como la de algunos países, en referencia a España e Italia aunque no los ha citado, se vuelvan a repetir en un futuro. Con estas declaraciones, el FMI ha matizado las palabras del representante italiano en la institución, Arrigo Sadun, que horas antes había indicado a Reuters que, aunque ambos países están "haciendo mucho" para lidiar con sus finanzas públicas y sus problemas de deuda, necesitan de ayuda exterior para evitar un mayor contagio.

Más centrado en lo que puede hacer Europa, desde Washington, el secretario del Tesoro de EE UU (ministro de Economía), Timothy Geithner, ha defendido que la UE tiene "capacidad" para afrontar la crisis y evitar que se repita un caso similar al que supuso el descalabro del banco de inversión Lehman Brothers, cuya declaración en quiebra hace ahora tres años dejó al sistema financiero internacional al borde del colapso.

Más información
Christine Lagarde: "Se necesita una acción colectiva, drástica y ya"
Fitch rebaja la nota de solvencia a cinco comunidades

Eso sí, para ello es imprescindible la "unidad de acción", ha matizado Geithner antes de añadir que "la disfunción política hace preguntar a la gente" si la clase dirigente está a la altura de las circunstancias. Asimismo, ha asegurado que EE UU tiene "gran interes en que se resuelva la crisis" y ha lamentado que en algunos países la situación es terrible, según informa Sandro Pozzi.

También desde la capital estadounidense, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ya avisó ayer de que "lo realmente importante es llamar atención de los Gobiernos porque se necesita una acción colectiva, drástica y ya". Además, sobre el caso concreto de los ataques especulativos contra España e Italia, que hoy ha aprobado definitivamente el plan de ajuste por 54.000 millones, la responsable del FMI insistió en que los países de la zona euro deben cumplir sus compromisos.

"Unos países más que otros, porque están bajo presión de los mercados o porque están bajo determinadas circunstancias que exigen más. Aplicar, aplicar y aplicar medidas es la única manera de convencer a mercados y socios. Hay que mostrar que se es serio", pidió Lagarde a los Estados.

La UE tiene aprobadas en primera instancia varias medidas de apoyo a los Estados bajo presión, aunque las consideradas como más importantes -por ejemplo, la ampliación del Fondo de rescate- necesitan todavía recibir la aprobación de todos los países miembros para ser efectiva. Tampoco está cerrado el segundo plan de rescate de Grecia. Otras iniciativas que beneficiarían a países como España sería la puesta en marcha de los llamados eurobonos, títulos de deuda con garantía del conjunto de la eurozona, pero esta iniciativa está en una fase embrionaria y cuenta con el rechazo frontal de Alemania. En cualquier caso, sería difícil que estuviesen operativos hasta bien entrado 2012 o, incluso, 2013.

No obstante, España e Italia, al igual que el resto de los llamados periféricos del euro, ya están recibiendo un apoyo clave en la figura del Banco Central Europeo (BCE). La decisión del instituto emisor de reactivar el programa de compra de bonos de los Estados con problemas de deuda en agosto, una medida que desembocó en la salida precipitada el pasado viernes del consejero alemán, Jürgen Stark, ha evitado que cayeran bajo los pies de los especuladores. No obstante, ha demostrado ser más un parche que un cortafuegos eficaz para atajar el acoso de los inversores.

Monedas de euro recién acuñadas.
Monedas de euro recién acuñadas.EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS