Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El agravamiento de la crisis

Merkel llama al orden a los que especulan con la quiebra de Grecia

La canciller alemana sale al paso de algunos miembros de su coalición que la ven probable. -La dirigente asegura que hará todo lo posible para evitar una "suspensión de pagos desordenada" de Grecia y confía en un acuerdo para el segundo rescate

Las Bolsas y los mercados de deuda sufrieron ayer un serio revés ante la sensación de máximo riesgo de que Grecia pueda suspender pagos. Hoy, la canciller alemana, Angela Merkel, ha llamado al orden a algunos de sus correligionarios, miembros de su coalición de Gobierno, por alentar con sus declaraciones la especulación sobre una eventual quiebra griega, rechazando esa posibilidad. Además, la dirigente ha asegurado que hará todo lo posible para evitar una "suspensión de pagos desordenada" de Grecia. Con esta advertencia como telón de fondo, la canciller realizará mañana una videoconferencia con su homólogo griego, Yorgos Papandreu, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

"Creo que el mejor favor que podemos hacerle a Grecia es no especular, sino alentarle a cumplir con los compromisos que ha adquirido", ha dicho la canciller antes de la apertura de las Bolsas, que hoy han empezado la sesión con alzas moderadas pero que pronto se han dado la vuelta arrastradas por el creciente pesimismo. También aumentaba la presión contra la deuda de los periféricos. "La inseguridad ya es demasiado grande. Lo que no necesitamos es nerviosismo en los mercados financieros".

Merkel y Sarkzoy hablarán mañana por videoconferencia con Papandreu

En una entrevista radiada hoy por la emisora pública rbb-Inforadio, la canciller ha reiterado que es necesario "hacer todo lo posible para mantener unido el espacio del euro, ya que podría darse con suma rapidez un efecto dominó" no deseado y "procesos incontrolados" que amenazan la estabilidad de la moneda única. "Por eso el primer mandamiento debe ser evitar una insolvencia incontrolada, ya que ello no solo afectaría a Grecia, sino que existe el gran peligro de que afecte a todos, por lo menos a unos cuantos países", advierte Merkel.

Sobre otro de los puntos que están detrás de las dudas de los inversores, las reticencias de Finlandia para apoyar el segundo rescate a Grecia, Merkel, que afronta también el rechazo a esta medida en algunos miembros de los partidos que la apoyan en el poder, se ha mostrado confiada en que habrá acuerdo. "Todos lo queremos y seremos capaces de encontrar una vía, un camino hacia adelante abierto a todos los socios y en línea con los deseos de Finlandia", ha afirmado en una rueda de prensa conjunta con su homólogo finés, Jyrki Katainen, que exige más garantías para dar su brazo a torcer.

Además, Merkel ha salido al paso de las especulaciones de miembros de su coalición sobre una eventual suspensión de pagos de Atenas. "Todos deben medir ahora sus palabras con suma precaución. Lo que no necesitamos es nerviosismo en los mercados financieros. La inseguridad es ya demasiado grande", comenta Merkel, para la que la política económica y financiera tiene un 50 % de psicología.

La jefa del Gobierno germano ha respondido así, sin citar nombres, a las declaraciones efectuadas por los líderes de sus socios de coalición, el liberal (FDP) y ministro federal de Economía, Philipp Rösler, y el jefe del Gobierno de Baviera y presidente de la Unión Socialcristiana (CSU), Horst Seehofer. Rösler no descartó ayer "una insolvencia ordenada de grecia si se dan los instrumentos necesarios", mientras Seehofer llegó a exigir la expulsión de la Zona euro de aquellos países que no consigan controlar su deuda y presupuestos.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, advirtió también de que los mercados internacionales reaccionan "exageradamente nerviosos" con declaraciones como las de Rösler, vicecanciller Del Gobierno federal, y "no tiene sentido incrementar el nerviosismo con palabrerías". En unas declaraciones que publica hoy el rotativo Rheinische Post, Schäuble Añadió que "la condiciones que debe cumplir Grecia son muy severas, pero inevitables. depende de Grecia cumplir los compromisos. Deberíamos evitar especular más allá de esta simple certeza".