Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
El agravamiento de la crisis

Suiza toma medidas sin precedentes en 30 años para blindar su economía

La divisa suiza queda "atada" al euro a 1.20 francos. -La decisión, calificada de "terremoto" y "bomba atómica" por los medios de comunicación helvéticos, es aplaudida de forma unánime por la clase empresarial y política

El Banco Nacional de Suiza (BNS) ha reaccionado de forma radical y ha adoptado una medida sin precedentes desde 1978 para atajar la "extrema sobrevaloración" de la divisa helvética y hacer frente a una situación calificada de "grave amenaza" que supone el alto valor del franco para su economía. Este sobrecalentamiento de la moneda nacional, cuyo cambio queda ahora fijado en 1,20 francos por euro, es consecuencia de la llegada masiva de capitales internacionales a Suiza en busca de refugio en estos tiempos de tormenta e incertidumbre.

Tras el anuncio, el franco suizo se ha debilitado así de forma clara y durable frente a la divisa europea, llegando el euro esta mañana a cotizarse a 1.21 francos tras haber llegado en agosto a una virtual (y muy temida) paridad. Por su parte, el dólar pasaba de cotizarse a 79.5 a 85 centavos.

La sobrevaloración del franco suizo ha provocado grandes preocupaciones en el seno de la poderosa industria exportadora y en campos como la próspera industria del lujo y la hostelería del país alpino. La presente situación ha hecho planear sobre Suiza la temible sombra del desempleo. Una realidad casi inimaginable en el país, que goza de una envidiable tasa de paro cercana al 3 %.

Tras anunciar la decisión, el consejero federal (ministro) de Finanzas, Johann Schneider-Ammann se ha mostrado "satisfecho" por las empresas suizas. Por su parte, el BNS, que ya tomó medidas a lo largo del verano para hacer frente a la revalorización de su moneda, hizo saber en un comunicado que la institución "no tolerará un tipo de cambio inferior a 1.20 por euro en el mercado de divisas".

La BNS anunció igualmente estar preparada para adquirir divisas "en cantidad ilimitada y con toda la determinación necesaria". A pesar de las medidas tomadas, según el instituto emisor, el franco suizo sigue con un precio elevado. La BNS no descarta tomar medidas suplementarias en su guerra abierta contra el franco caro y los riesgos de deflación.