Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Salgado culpa de la decisión de Moody's al "ruido" sobre las cuentas de las comunidades

La vicepresidenta destaca que la agencia valora que la Administración Central está en la senda correcta. -El Tesoro acusa a la sociedad de pensar "a corto plazo"

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha admitido hoy que la decisión de Moody's de poner en revisión la nota de solvencia de España, que actualmente está en un sobresaliente bajo o un notable alto con una Aaa2, es una mala noticia. No obstante, ha recordado que la decisión no supone un recorte inmediato sino "únicamente" una "observación negativa" que tendrá que confirmarse dentro de tres meses y que la medida es "similar" a la que ha tomado recientemente con Italia, país que junto a España acapara actualmente las mayores dudas por parte de los inversores. Además, sobre los motivos que han llevado a la agencia, una de las tres que domina el negocio de la medición de riesgos, a revisar la calidad crediticia de la deuda española, Salgado ha lamentado que el "ruido" generado en las últimas semanas sobre las cuentas de las comunidades donde han entrado gobiernos populares ha contribuido a la decisión de Moody's, que en cualquier caso ha advertido de que el tijeretazo solo será de un escalón.

"Las comunidades autónomas que dicen que tienen dificultades, que han encontrado unas cuentas que no están todo lo claras que pensaban, en fin, el ruido de estos últimos días tampoco ha beneficiado, porque parece indicar a ojos de Moody's que algunas comunidades van a tener dificultades para cumplir el objetivo de déficit", ha explicado la también ministra de Economía en declaraciones a Onda Cero.

Junto a ello, Salgado ha explicado que la decisión también se ha visto motivada por la "inestabilidad" en los mercados de deuda soberana, así como a la necesidad de que las decisiones que está adoptando la UE para solucionar la crisis se pongan en práctica de manera "más rápida y clara".

Además, frente a las dudas sobre las finanzas de las comunidades, la responsable económica del Ejecutivo ha destacado que no sucede lo mismo con la administración central, de la que Moody's "claramente" dice que está en la senda "correcta" de la consolidación fiscal, porque ha hecho reformas "importantes" y cuenta con el "poder exportador de nuestra economía". "Por tanto, mucha valoración positiva, y estos dos aspectos de preocupación: finanzas de las comunidades e inestabilidad de los mercados de deuda", ha insistido.

"A la vista de la calificación de España, una revisión no nos supone ninguna preocupación sobre nuestra solvencia y capacidad de pago", ha dicho el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa.

Más beligerante que Salgado o Campa, el Tesoro ha reaccionado a la decisión de la agencia argumentando que responde de manera excesiva a factores del mercado a corto plazo, según una carta enviada hoy por el organismo dependiente del Ministerio de Economía a inversores a la que tuvo acceso Reuters. El Tesoro añade que el Gobierno ha reiterado en múltiples ocasiones su "compromiso incondicional con la disciplina fiscal" con el fin de alcanzar los objetivos de déficit público fijados y que la decisión de Moody's no solo obedece a factores internos, sino a elementos externos como el segundo paquete de ayudas a Grecia.

Para ello, el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado hoy en la rueda de prensa en la que ha confirmado la convocatoria de elecciones anticipadas el 20 de noviembre que el Gobierno aprobará el próximo 19 de agosto nuevas medidas para garantizar el cumplimiento del objetivo de déficit. El Ejecutivo se ha comprometido ante Bruselas a reducir el déficit público al 6% del PIB a final de año. "El Gobierno prepara un decreto ley (que incluirá) mejoras de impuesto de sociedades, recortes de gasto farmacéutico y nuevas medidas destinadas a promover el empleo", ha dicho Zapatero.