Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BBVA reduce sus ganancias un 7,5% hasta los 2.339 millones por la menor actividad

El consejero delegado destaca que las pruebas de resistencia han puesto de manifiesto "la fortaleza de su modelo". -El banco logra reducir la morosidad y se apoya en los emergentes para enjugar el recorte del 34% de sus beneficios en España

La crisis sigue haciendo mella en el negocio de las principales entidades financieras españolas. Por este motivo, el BBVA vio reducir en un 7,5% sus beneficios hasta los 2.339 millones de euros en el primer semestre del año. Según ha destacado la entidad en el comunicado en el que comenta sus resultados, que pese al recorte interanual en las ganancias representan un incremento del 12,5% frente al segundo semestre de 2010, el balance acumulado entre enero y junio del presente ejercicio apuntan a un "claro cambio de tendencia" en la evolución de su actividad.

El banco que preside Francisco González ha destacado que su modelo de negocio ha permitido generar resultados "de forma sólida y recurrente en entornos complejos", tal como demuestran las ganancias logradas en los seis primeros meses del presente ejercicio. Además, según ha subrayado el consejero delegado de BBVA, Angel Cano, "las pruebas de resistencia a la banca europea pusieron de manifiesto la indiscutible fortaleza y resistencia de nuestro modelo de negocio". El BBVA, el segundo banco español, quedó muy bien parado en estos exámenes, ya que se colocó como la 25ª con mayor solvencia de las 90 que se han examinado en Europa, pero sería la séptima si se dejan fuera del computo a las de menos de 100.000 millones de euros en activos ponderados por riesgos.

El banco destacó que todas las áreas de negocio contribuyeron de forma positiva al resultado semestral. Así, el margen de intereses ascendió a 6.389 millones de euros entre enero y junio, un 7,9% menos que en igual periodo del año pasado, en tanto que al margen bruto sumó 10.425 millones de euros, un 4,2% menos, y el margen neto alcanzó los 5.587 millones de euros, un 14% inferior al del primer semestre de 2010.

La diversificación geográfica también en caso del BBVA justifican la capacidad de resistencia de sus beneficios, ya que el 53% de los ingresos se originaron en mercados emergentes, lo que compensó la menor aportación de los mercados desarrollados, en los que se han centrado en fortalecerse. Así, en España, la entidad ganó 896 millones de euros en la primera mitad del año, un 34% menos que un año antes, en tanto que en México, su principal motor al otro lado del Atlántico, el beneficio neto se situó muy cerca del de España, en 885 millones y creció el 10,5%.

También en el caso del BBVA, el banco se ha apoyado en su diversificación geográfica para lograr estos resultados. De hecho, su negocio en México y España ha aportado prácticamente lo mismo en concepto de beneficios, ya que solo los separan 11 millones. Por este motivo, es factible que el próximo trimestre México pase a ser la unidad con más beneficios del grupo.

Esta caída se debe a la reducción del margen de intereses y del financiero, así como por el aumento de los gastos. En este apartado han tenido mucho que ver las provisiones, que en España suben un 100%. Sin salir de la evolución de su actividad en España también, los depósitos suben un 15% aunque a costa de pagar más dinero a los clientes, lo que afecta a los márgenes.

Por áreas también destaca el resultado de una de sus últimas apuestas, el banco turco Garanti, gracias al cual ganó 449 millones en la región de Euroasia, el 65 % más.

En cuanto a la morosidad, la entidad ha pasado a la carpeta de dudosos 450 millones de euros en crédito a promotores, constructores y suelo en previsión de que empeore el mercado. Pese a ese cargo, la tasa de mora sigue estable en una de las cotas más bajas de todo el sector español y ha llegado a descender. En concreto, ha pasado del 4,2% al 4% gracias a que las recuperaciones de morosos -canje de deuda por inmuebles o renegociaciones de créditos, entre otras- han logrado compensar la nueva carga.

Los saneamientos crediticios alcanzaron los 1.978 millones de euros hasta junio, un 15,8% menos que en el mismo periodo de 2010, mientras que la prima de riesgo del grupo mejoró 11 puntos básicos en el segundo trimestre, hasta situarse en el 1,09%, con una tasa de cobertura del 61%.

También han caído los resultados del otro grande de la banca española, el Santander, según se conoció ayer. Su beneficio ha caído un 21% por dos motivos: por un lado, porque el Santander ha tenido que dotar una provisión extraordinaria de 620 millones en el Reino Unido para atender eventuales reclamaciones en seguros de protección de pagos. Por otro, España y Portugal han registrado una fuerte caída en los resultados tras registrar fuertes subidas de la morosidad. Los beneficios del grupo en 2010 caerán por los 620 millones del fondo, es decir, estarán cerca de los 8.200 millones. Pese a ello, el consejero delegado del banco presidido por Emilio Botín, Alfredo Sáenz, aseguró que "se mantendrá el dividendo en 0,60 euros por acción".

Fuera del apartado resultados, el consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, ha declarado sobre si están interesadas en pujar por la intervenida Caja del Mediterráneo (CAM) que el objetivo del banco es avanzar en su crecimiento orgánico en España y ganar cuota de mercado de forma sistemática. En su opinión, "es un momento muy verde" para pronunciarse sobre si BBVA tiene intención de participar en el proceso competitivo que abra el Banco de España sobre la caja.