Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BBVA afirma que busca "soluciones a medida" para los hipotecados y no "titulares de prensa"

Cano defiende que el banco ya ofrece "soluciones a medida" a sus clientes con problemas para pagar sus hipotecas y recuerda que su morosidad en las hipotecas es de las más bajas con un 3%

Los bancos se posicionan frente a las críticas suscitadas por el papel de la banca en la crisis. Sí ayer le tocó el turno al Santander, que se mostró "sensible" frente a las protestas del movimiento 15-M con medidas que defendió como un alivio para los hipotecados, hoy ha sido su principal rival español, el BBVA, quien ha tenido que retratarse. No obstante, su consejero delegado, Ángel Cano, ha descartado hoy que vayan a hacer ninguna campaña en este sentido dado que actualmente ya ofrecen "soluciones a medida" para sus clientes que tienen problemas a la hora de pagar sus hipotecas. "Nosotros no vamos a hacer campañas buscando titulares en prensa", ha justificado Cano antes de añadir: "Lo mejor es trabajar con hechos".

El primero de estos hechos, ha explicado el ejecutivo, es que la tasa de morosidad en sus hipotecas es de las más bajas del sector ya que el 97% de sus clientes estaban al corriente de pago en los créditos concedidos para comprar una casa. Para ello, el BBVA, según ha añadido Cano, apuesta por tratar de manera individualiza a los clientes. "Buscamos soluciones para cada caso porque tenemos una tecnología que nos lo permite. Lo último que queremos es quedarnos con la vivienda del cliente y tomamos todas las medidas posibles y razonables para que esto sea así. De esta manera hemos conseguido beneficiar a miles de clientes sin buscar la repercusión mediática", ha añadido.

Cano ha reconocido en la rueda de prensa que ha ofrecido para comentar los resultados del banco que el problema de los embargos y las ejecuciones hipotecarias es un tema "muy serio", que la entidad conoce bien, puesto que concede "una de cada seis hipotecas del mercado".

El siguiente hecho que el consejero delegado ha destacado para explicar la forma en que su banco contribuye a la sociedad es el empleo. Según ha revelado, el BBVA ha contratado entre fijos y becarios a 8.000 personas en los últimos años, por lo que no consideran necesario un plan similar al del Santander para dar trabajo a los jóvenes universitarios. Eso sí, ha adelantado que apoyarán las medidas que ha presentado el Santander en la Asociación Española de Banca "si son buenas para el sector". Además, para completar su argumentario, ha recordado que el BBVA ha pagado 3.000 millones de impuestos en tres años.

Pese a estas actuaciones, Cano ha admitido que es "difícil" cambiar la imagen colectiva que tiene el conjunto de la banca. Para conseguirlo, ha abogado por seguir trabajando con sus clientes día a día, aunque ha echado balones fuera sobre cuál es el origen de esta mala percepción que tiene el sector financiero. El problema, ha explicado, es que sus clientes tengan que sufrir una tasa de paro del 21% y de más del 40% para los jóvenes, con lo que ha responsabilizado de forma velada al Gobierno de ello.

Sobre el papel del Gobierno y la urgencia de tomar medidas que propugna el presidente de la entidad, Francisco González, Cano ha coincidido con él en que hay que aprobarlas y llevarlas a cabo con rapidez. Además, interrogado sobre si este gobierno sería capaz de llevarlas a cabo, ha respondido que sí ya que "si quiere o está en su voluntad, puede hacerlo".