Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Resultados del Santander

Los beneficios del Santander caen un 21% por pérdidas en Reino Unido

El banco dota una provisión extraordinaria de 620 millones en Reino Unido. -El beneficio recurrente cae el 7%, hasta 4.121 millones. -Logra por primera vez más beneficio en Latinoamérica que en Europa

El beneficio del Banco Santander cayó un 21% en el primer semestre de 2011, hasta 3.501 millones de euros, según ha comunicado la entidad esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La caída se debe en buena parte a una provisión extraordinaria de 538 millones de libras (620 millones de euros) neto de impuestos "para la cobertura de eventuales reclamaciones que pudieran producirse por la venta de seguros de protección de pagos en Reino Unido", según el banco.

El seguro de protección de pagos (PPI, por sus siglas en inglés) es un seguro de desempleo sobre préstamos personales que se comercializó en Reino Unido sobre todo con anterioridad a 2008, y que ha generado mucha litigiosidad en Reino Unido. El Santander ha decidido cubrir de una sola vez las posibles reclamaciones por ese seguro, como han hecho otras entidades del país.

Sin esa provisión, el beneficio del Santander en el semestre hubiera sido de 4.121 millones, un 7% inferior al del primer semestre de 2010, con fuertes caídas de resultados en España y Portugal y ascensos en Latinoamérica y Estados Unidos.

"La fuerte capacidad de generación de ingresos nos permitirá cerrar 2011 con un beneficio recurrente en torno al obtenido el año pasado y mantener el dividendo en 0,6 euros por acción", ha señalado Emilio Botín, presidente de Banco Santander, ha señalado a través de una nota de prensa.

En su presentación a analistas, el consejero delegado del banco, Alfredo Sáenz, ha destacado que el beneficio recurrente que genera el grupo se mantiene por encima de los 2.000 millones de euros trimestrales y que en el conjunto del año se mantendrá estable con respecto al año pasado. También ha subrayado que la tasa de mora del grupo se sitúa en el 3,78% y la de los negocios del grupo en España en el 4,81%, por debajo de la media del sector, pero que sigue creciendo frente al 4,57% del trimestre anterior.

La mora es especialmente alta en la red comercial del Santander en España (no incluye actividades mayoristas), donde en un año ha pasado del 4,78% al 6,73%. De los cerca de dos puntos de esa subida de la mora en un año hay una parte, en torno a medio punto, que no se debe a nuevas entradas de créditos en mora, sino a que se reduce el crédito (de 115.000 a 107.000 millones), de modo que la tasa aumenta.

Asimismo, Sáenz ha subrayado que el grupo continúa generando capital y sitúa su core capital en el 9,2%, entre los más altos de la banca internacional. El consejero delegado ha destacado que las pruebas europeas de resistencia a la banca situaban al Santander como el banco con mayores beneficios y mayores dividendos en el bienio 2011-2012 incluso en un escenario muy adverso. Sáenz espera que el Santander sea considerado banco sistémico, pero que la exigencia de capital adicional sea de solo un punto, según ha explicado hoy a los analistas.

Sáenz ha señalado además que el Santander ha captado en el primer semestre 19.000 millones de euros de liquidez extra sobre sus necesidades. Por un lado, los depósitos han crecido 8.000 millones mientras los depósitos no variaban. Por otro, el grupo ha realizado emisiones a medio y largo plazo por importe de 32.000 millones, frente a unos vencimientos de 21.000 millones. Además, el grupo ha realizado titulizaciones de activos por 15.000 millones y tiene una elevada capacidad descuento en bancos centrales en caso de necesitar liquidez, en el entorno de 100.000 millones de euros.

En el segundo trimestre, el grupo ha alcanzado un nuevo récord de ingresos, al superar los 11.000 millones de euros, con un crecimiento en el semestre del 6%, que provienen a partes prácticamente iguales de mercados emergentes (5.700 millones de euros) y de maduros (5.500 millones).

Los países emergentes cada vez aportan más al resultado. Latinoamérica supone el 70% del beneficio (el 44% si se excluye la provisión de Reino Unido) y Brasil por sí solo ya aporta el 39% del resultado (el 25% sin la citada provisión). Pero mientras el beneficio crece un 72% en México, un 18% en Chile y un 7,6% en Brasil, se desploma un 28,4% en la red del Santander en España; un 56,5% en Banesto y un 49,5% en Portugal, país en el que la exposición del banco a títulos de deuda soberana es de 1.600 millones, según h explicado el director financiero del grupo, José Antonio Álvarez ,a los analistas.

La diferente evolución por regiones y la provisión extraordinaria del Reino Unido han provocado que el Santander tenga más beneficios en Latinoamérica que en Europa por primera vez.

Menos crédito y más inmuebles en España

En Europa Continental, el beneficio atribuido alcanza 1.874 millones de euros, con un descenso del 17% en que la buena marcha de Santander Consumer Finance compensa la caída de resultados de la red Santander y Banesto. El crédito crece un 2% y los depósitos, un 9%. El banco destaca la fuerte mejora en el margen financiero en España por tercer trimestre consecutivo, pero los saneamientos por morosidad y deterioro de activos se llevan por delante esa mejora.

En España, los créditos netos del Banco Santander caen un 7% en un año, desde los 240.000 millones de junio de 2010 a los 223.000 millones actuales. Al tiempo, los depósitos se mantienen estables (182.000 millones) tras el tirón que dieron en el primer semestre de 2010 por las ofertas de superdepósitos.

El banco ha seguido aumentando su cartera de inmuebles adjudicados como consecuencia de créditos impagados. El aumento ha sido de 826 millones brutos (470 millones netos). En total, el Santander acumula ya inmuebles por un importe original de 8.335 millones de euros netos, aunque tiene coberturas del 32% que dejan el importe neto en 5.665 millones. De esa cifra neta, casi la mitad (2.644 millones) corresponde a suelo, la mayor parte del cual es suelo urbanizado. La mayor partida es la de edificios terminados, con 2.493 millones netos.

Mientras ha aumentado el importe de los inmuebles en propiedad del banco, se ha reducido el crédito con finalidad inmobiliaria en España en casi 2.000 millones (de 27.334 a 25.347). La reducción ha afectado sobre todo a los créditos que tienen como garantía suelo o edificios en construcción.

Más impuestos en Brasil

Brasil, el principal mercado ya del Santander, alcanza un beneficio de 1.381 millones de euros, lo que supone un incremento del 8%. El banco crece un 17% en créditos y un 16% en depósitos en dicho país.

Aunque la mejora de los márgenes es muy fuerte, la evolución del beneficio se ve afectada por mayores impuestos e intereses minoritarios. de hecho, en millones de dólares constantes, el beneficio atribuido cae en el segundo trimestre y crece solo un 3,5% en el conjunto del semestre. La fortaleza del real, sin embargo, impulsa los beneficios al traducirlos a euros.

En México, la mejor tendencia en ingresos y la menor necesidad de dotaciones impulsan el beneficio, pero sobre todo, el resultado crece para el grupo por el aumento de la participación, con lo que hay menos intereses de minoritarios que resten resultados. En Chile, similares tendencias que en México permiten obtener crecimiento de doble dígito tanto en el margen neto después de dotaciones como en el beneficio

Pérdidas en Reino Unido

El Reino Unido lastra los resultados con su caída del 65,6%, aunque el beneficio en dicho país hubiera crecido un 17% si no se hubiera constituido la provisión extraordinaria de 620 millones de euros y sin el impacto de los cambios regulatorios locales, según el banco. Los créditos suben un 1% y los depósitos un 8%.

El cargo extraordinario ha supuesto que en el segundo trimestre Santander UK sufra pérdidas de 118 millones de libras (136 millones de euros). El resultado recurrente del segundo trimestre cae un 6%, hasta 420 millones de euros.

Alfredo Sáenz ha explicado que las entidades del Reino Unido han dotado unos 6.000 millones por ese concepto y que la provisión del Santander está en lína con su cuota de mercado. "No esperamos tener que hacer ningún cargo adicional", ha subrayado. "La cifra es mayor de la que inicialmente habíamos comentado porque aún no conocíamos el asunto con detalle y no habíamos hecho los cálculos", ha admitido a preguntas de los analistas.

La otra cara de la moneda está en Estados Unidos, donde la reestructuración de Sovereign empieza a dar frutos. El beneficio atribuido en dicho país se eleva a 547 millones de euros, con un aumento del 72%. Sovereign aporta 256 millones de euros, con un aumento del 49%. Los créditos suben un 4%, el primer aumento desde que el Santander se hizo con el control del grupo, y los depósitos, un 14%.

El Santander ha empezado a contabilizar en este trimestre el recién adquirido Bank Zachodni, de Polonia, con lo que se incorporan al grupo 9.744 empleados polacos que atienden a 2,6 millones de clientes en 530 oficinas propias, más un centenar de franquiciadas. Santander pasa a tener una cuota de mercado del 8% en Polonia. En el primer semestre, Bank Zachodni ha obtenido un beneficio de 161 millones de euros, con un aumento del 33%. De este resultado, el Santander incorpora el segundo trimestre, en el que el beneficio fue de 94 millones. "La evolución de los resultados en este año está siendo mejor de lo esperado", dice la entidad, que señala que las previsiones son que en el año 2013 este banco obtenga unos beneficios de 480 millones de euros.

Tendencias de futuro

Alfredo Sáenz ha señalado a los analistas las tendencias de futuro que ve en la evolución del banco. En España, el Santander espera un crecimiento de ingresos y una caída de provisiones específicas que no se refleja en beneficio por menor liberación de provisiones genéricas, el colchón con que ha contado en anteriores trimestres.

En Portugal, el banco se considera en una "sólida posición de partida para afrontar plan de ajuste del país", que tendrá impacto en resultados (por el aumento de la morosidad y la caída de ingresos comerciales), pero sin deterioro de capital.

En Reino Unido, el Santander espera un entorno de bajo crecimiento y fuerte competencia por la liquidez, con impactos regulatorios que mermarán la rentabilidad.

La buenas noticias seguirán viniendo de Latinoamérica y Estados Unidos. En Latinoamérica, Sáenz espera una aceleración de volúmenes e ingresos y un fortalecimiento capacidad instalada a través de planes de crecimiento en marcha. En cuanto al estadounidense Sovereign, el banco ha destacado que la aportación sostenida al grupo es compatible con el plan de inversiones en plataformas operativas, tecnológicas y comerciales. Sáenz ha destacado la "solidez en liquidez, solvencia y calidad crediticia" de la entidad, que refuerzan su balance y sientan bases sólidas para seguir creciendo.

Interés por la CAM

Los analistas han preguntado a Alfredo Sáenz si el Santander estaría interesado en comprar la CAM y si exigiría un esquema de protección de activos para protegerse de posibles pérdidas ocultas. Sáenz ha desviado el tiro: "Esto es una pregunta cuya respuesta es muy especulativa, porque la pregunta también es especulativa. No sabemos. Depende de muchas cosas: precio, aspectos reputacionales, apoyo del Banco de España. Ya cruzaremos ese puente cuando lleguemos a ese río", ha dicho.

Sáenz ha dejado sin contestar la pregunta de los analistas sobre si el Santander ha comprado acciones de Bankia en la oferta pública de suscripción que ha supuesto su salida a Bolsa la semana pasada.

Pospuestas las salidas a Bolsa

En la presentación a analistas, Alfredo Sáenz ha señalado que las incertidumbres y la mala situación del mercado han llevado al grupo a tomar la decisión de no sacar a Bolsa este año su filial británica, Santander UK. Inicialmente, estaba previsto que esa salida a Bolsa se produjese en el segundo semestre de este año. Asimismo, Sáenz ha señalado que también esperará el momento oportuno para vender en Bolsa parte del capital de su filial argentina, que estaba planificada también para este año.

Lo que sí espera contabilizar el banco en el último trimestre de este año, son los 850 millones de euros en plusvalías procedentes de la materialización del acuerdo alcanzado con Zurich en materia de seguros, por el que el Santander vende el 51% de su negocio de seguros en Latinoamérica a dicha entidad. Estas plusvalías se destinarán íntegramente a provisiones para reforzar el balance.