Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft se anota un beneficio de doble dígito a pesar de la debilidad de Windows

El fabricante de la consola de videojuegos Xbox cierra las cuentas de su ejercicio fiscal 2011 con un 23.150 millones de dólares de beneficio

Microsoft acaba de cerrar las cuentas de su ejercicio fiscal 2011. Y lo hace con un incremento del beneficio del 23%, hasta los 23.150 millones de dólares. La facturación anual del fabricante del sistema operativo Windows y de la consola de videojuegos Xbox, que ahora busca fortuna en la "nube", ascendió a 69.940 millones, un 12% más que en el año precedente.

En el último trimestre, correspondiente a los meses de marzo a junio, sus ganancias subieron un 30%, hasta los 5.870 millones. En ese periodo registró unas ventas de 17.370 millones, un 8% más que en el mismo trimestre del año precedente. Habla de 100 millones de licencias vendidas del paquete de programas de productividad Office, al que en junio sumó la versión virtual.

Kevin Turner, jefe de operaciones del gigante de Redmond, asegura que la compañía se está beneficiando de un incremento de la demanda en sus cinco unidades de negocio. Y asegura a los inversores que está bien posicionada para aprovechar el potencial de los nuevos servicios en la red. Microsoft es la última gran tecnológica en presentar resultados.

Como su rivales en el negocio de los programas informáticos y el resto de la industria, sus cuentas reflejan que hay un incremento del gasto por parte de las pequeñas, medias y grandes empresas en tecnología. Y entre los consumidores, muchos empiezan a actualizar sus viejos programas y dispositivos electrónicos, como el sistema Kinect de detección de movimiento para la Xbox.

Pero las cifras de Microsoft muestran que las ventas de su sistema operativo son débiles, hasta el punto de caer los ingresos un 1% en esa división. Una tendencia que coincide con la caída en la demanda de ordenadores personales canibalizados, por los teléfonos interactivos y las tabletas como el iPad y las que funcionan con Android de Google. No es el caso de la división de entretenimiento, convertido en su flotador.

Ahora la atención del mercado se centra en dos cosas: la nueva versión del sistema operativo Windows para dispositivos móviles y como la llegada al mercado de las tabletas afecta a las ventas de ordenadores personales. Apple dijo esta misma semana que la que se va a llegar la peor parte en esta nueva tendencia es Microsoft. También se quieren ver sus pasos en la arena social.