Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los gemelos Winklevoss desisten en su batalla legal por Facebook

Los gemelos renuncian a recurrir hasta la Corte Suprema para obtener una indemnización mayor

La batalla por la paternidad de Facebook entre los gemelos Winklevoss y Mark Zuckerberg resulta conocida a quienes vieron la película La Red Social. Los Winklevoss reclamaban una mayor indemnización por considerar que había sido suya la idea de crear la red que ha dado la fama (y la fortuna) a Zuckerberg. El último capítulo de la trama se ha resuelto cuando los gemelos Cameron y Tyler han decidido zanjar el litigio contra Mark Zuckerberg y renunciar a recurrir hasta la Corte Suprema de EE UU para obtener una indemnización mayor por participar en la creación de esa red social. Los hermanos comenzaron hace años una batalla legal para demostrar que ellos inventaron realmente Facebook y que Zuckerberg les robó la idea cuando estudiaba con ellos en la Universidad de Harvard.

En 2008, los Winklevoss llegaron a un acuerdo para cerrar la disputa con Zuckerberg a cambio de recibir 20 millones de dólares en efectivo y 45 millones de dólares en títulos de la empresa; sin embargo, el pasado mes de febrero solicitaron ante los tribunales la reapertura del caso por considerar que fueron estafados.

Según los gemelos, la indemnización que acordaron en 2008 tenía que haber sido cuatro veces mayor. Su petición fue rechazada por la Novena Corte del Circuito de Apelaciones de EE UU a principios de abril, al entender que litigios como ese "tienen que llegar a un final en algún momento", y que ese momento había llegado.

Los Winklevoss solicitaron a esa Corte que revisara la decisión y estableciera para ello un tribunal de 11 magistrados, y no compuesto por 3, tal y como ocurrió en abril. En mayo, la Novena Corte ratificó su primera sentencia, lo que dejó a los gemelos una única vía judicial: pedir el amparo del Tribunal Supremo de EE UU.

Finalmente los hermanos optaron por retirar el caso y renunciar a una nueva apelación después de "pensarlo detenidamente", según explicaron en la documentación presentada hoy en los tribunales en San Francisco. El anuncio de los Winklevoss fue bien recibido por Facebook, que a través de un portavoz mostró su satisfacción por que que la otra parte coincida en pasar página en un caso que consideraban cerrado desde hace tiempo.