Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los costes laborales disminuyen el 0,5% en el primer trimestre

El dato desestacionalizado y corregido de calendario aumenta por segundo periodo consecutivo

La caída de los costes laborales, persistente desde mediados de 2009, se está estabilizando. El gasto que cada empleado supone para las empresas, compuesto por los salarios, las cotizaciones sociales y otros pagos extraordinarios, disminuyó el 0,5% en el primer trimestre de 2011 con respecto al mismo periodo del año anterior, aunque si se analiza el dato desestacionalizado y corregido de calendario el resultado es un aumento por segundo trimestre consecutivo, en esta ocasión del 1,2%.

Se trata de variaciones leves, que sitúan las tasas en unos umbrales inferiores a las de los años anteriores a la crisis, después del descenso continuado que se produjo a lo largo de todo 2010. La evolución de los salarios, el componente principal del indicador, fue similar en los tres primeros meses de 2011 a la de las cotizaciones sociales y la del resto de los gastos, como los pagos atrasados o las indemnizaciones, según los datos provisionales publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, el coste salarial decreció el 0,5% en tasa interanual y aumentó el 1,4% teniendo en cuenta el dato corregido, mientras que el resto de costes disminuyeron el 0,4%, que se convierte en un incremento del 1% tras la desestacionalización.

La tasa de descenso de los costes laborales tocó fondo en el tercer trimestre de 2010, marcando los niveles de caída más acusados de toda la década. Después de un repunte del 0,6% en cuarto trimestre, entre enero y marzo han vuelto a disminuir -si bien continuaban la senda alcista en términos desestacionalizados-, lo que apunta hacia una cierta estabilización después del importante ajuste del año pasado, que se produjo a pesar de que los costes salariales suelen verse como uno de los componentes más rígidos de la economía española, algo que está en el centro del debate acerca de la reforma de la negociación colectiva que finalmente impondrá el Gobierno por decreto ley.

Por sectores de actividad, los costes laborales bajaron en la industria manufacturera (-1,9%), información y comunicaciones (-1,1%), administraciones públicas y defensa (-3,5%), educación (-4,1%) y actividades sanitarias y servicios sociales (-3,1%). Por contra, aumentaron en el resto de actividades económicas, prodiciéndose los mayores incrementos en las industrias extractivas (+9,4%), las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (+3,3%), el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (+2,9%) y el suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación (+2,8%).