Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Europa rebaja las expectativas de una ayuda rápida para Grecia

Rehn y Merkel piden tiempo antes de pactar un segundo rescate. -Atenas logra vender más deuda de lo esperado en letras a seis meses mientras el FMI y el BCE ponen a prueba su capacidad de sacrificio. -La presión sobre Portugal e Irlanda marca máximos

La Comisión Europea y el Gobierno de Alemania han rebajado hoy las expectativas de una rápida ayuda a Grecia, acosada por los inversores ante su incapaz de reducir el déficit y el temor a que no cumpla con sus compromisos de pago. El comisario de Asuntos Económicos europeo, Olli Rehn, ha avanzado hoy que, aunque ya están preparando el segundo plan de rescate, la Unión Europea "necesita unas semanas" para cerrarlo.

En la misma línea, la canciller alemana, Angela Merkel, ha explicado que, antes de tomar una decisión, primero deben concretarse las necesidades de Grecia, tanto por lo que respecta a su capacidad de alcanzar los objetivos de ajuste comprometidos ante Bruselas como sobre el dinero que precisa para pagar a sus acreedores. Para ello, ya hay una misión del Ejecutivo comunitario, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo sobre el terreno. Sin embargo, ha adelantado Merkel, sus conclusiones no estarán listas hasta dentro de un mes.

Ante el punto de vista de Bruselas y Berlín, junio se revela ahora como la siguiente fecha clave en la crisis de Grecia, que aunque hace ya un año que activó el primer rescate de la eurozona, considera inviable su regreso a los mercados tradicionales de financiación en 2012, tal y como estaba previsto. El motivo, que las medidas con las que pensaba reducir su déficit hasta el límite del 3% que impone Bruselas no han dado el fruto esperado pero sí han sido suficientes para hundir a su economía en la recesión. "Grecia afronta tiempos difíciles", ha vaticinado Merkel.

Subasta de Grecia

No obstante, hoy ha ganado algo de tiempo en los mercados. Atenas ha logrado vender más deuda de lo previsto en una subasta de letras a seis meses pese a las incertidumbres sobre su futuro. No obstante, se ha visto obligado otra vez a elevar los intereses, que de hecho ya superan lo que le cobra la UE y el FMI por el crédito de 110.000 millones firmado hace un año y de los que ya ha recibido 53.000 millones.

En concreto, ha colocado 1.625 millones de euros frente a un objetivo máximo de 1.250 millones, a un tipo del 4,88%, un 1,6% más que en la anterior emisión al mismo plazo celebrada en abril. Atenas paga un 3,25% por el dinero que le presta el FMI -el primer tramo de la ayuda- y un 4,5% por el resto -entre tres y 7,5 años-. La demanda ha superado en 2,6 veces la oferta. Inferior a la subasta de abril.

Animados por el resultado de la subasta, aunque también por las noticias que apuntaban a que ya había acuerdo para un segundo rescate de Grecia por 60.000 millones de euros -frente a las primeras estimaciones de entre 25.000 a 30.000 millones-, los inversores se han tomado un respiro en su acoso contra la deuda del país. Además, aunque la información ha sido convenientemente desmentida por la mañana, no se ha invertido la tendencia. En las Bolsas, los inversores han optado por dejar de lado por un día la crisis del euro y las principales plazas europeas han cerrado con ganacias. El euro, por su parte, se ha estabilizado en los 1,43 dólares.

Rumores de un acuerdo

Gracias a ello, tras el varapalo de las últimas jornadas por las mayores dudas sobre un eventual impago, la prima de riesgo de Grecia ha bajado, así como la rentabilidad exigida a sus títulos, tanto a corto como a medio plazo, con la excepción de sus bonos a dos años, que subían levemente.

También bajaba la prima, que equivale al sobreprecio exigido a los bonos a 10 años de un país frente a los alemanes, de referencia, de España. El riesgo país se reducía en más de seis puntos básicos a 215. Pero le iban las cosas a Portugal e Irlanda, que han visto como sus primas de riesgo tocaban nuevos máximos desde su entrada en el euro. En concreto, en 659 puntos básicos y en 740.

Intereses del 5,5% para Portugal

La rentabilidad de la deuda lusa, que al igual que el resto se rige por el principio de más dudas igual a más dinero, ha alcanzado esta mañana nuevos máximos por lo que respecta a sus bonos a 10 años, que han tocado el 9,7%. Los títulos a cinco y tres años sí lograban frenar sus ascensos, aunque seguían cerca de los niveles de máximos que marcó ayer. El bono a dos años, por su parte, repuntaba levemente tras tocar ayer a media sesión el máximo del 12%.

Sobre el rescate de 78.000 millones de euros a Portugal, que debe ser aprobado por sus socios del euro el próximo lunes, Rehn ha anunciado hoy que el interés que deberá pagar Lisboa por la ayuda de tres años se situará entre el 5,5% y el 6%. La parte europea del rescate ascenderá a 52.000 millones de euros, mientras que el FMI facilitará los 26.000 millones restantes a un interés que estará en torno al 3,25%.

Finalizados los tres años de plazo, el comisario se ha mostrado confiado en que Portugal podrá volver al mercado pese a lo que le ha pasado a Grecia o Irlanda. En su caso, no ha habido mejora. Por último, el responsable europeo también ha dejado la puerta abierta a un recorte "pequeño" en los intereses de Irlanda, que actualmente están de media en el 5,8%.

Merkel valora las reformas en España

La canciller alemana, Angela Merkel, ha valorado hoy las reformas que ha aplicado el Gobierno español para atajar la crisis económica y ha destacado el gran "consenso" social en el que se han generado, por el apoyo de la patronal y los sindicatos, aunque estos últimos hayan llevado a cabo una huelga general contra la reforma laboral y, de momento, solo han dado su visto bueno a la de las pensiones. La jefa del Gobierno germano ha asegurado en un encuentro con medios extranjeros que encontró "buenos" los avances realizados por España en materia de consolidación fiscal hasta la última cumbre bilateral hispano-alemana, celebrada el pasado marzo en Madrid.

No obstante, al ser interrogada directamente al respecto, Merkel ha apelado a la "soberanía nacional" y no quiso apuntar qué nuevas medidas debería aplicar el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero para dejar definitivamente atrás la crisis económica. "Todos los países necesitan de forma continua reformas. Todos. También Alemania necesita aplicar reformas porque la situación cambia constantemente", ha afirmado la canciller.

Más información