Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las empresas y familias en quiebra alcanzan un nuevo récord

La lenta recuperación de la economía y la crisis inmobiliaria motivan un aumento del 5,9% en el número de sociedades y hogares que se declaran en concurso en el primer trimestre con 1.803

El persistente ajuste del sector inmobiliario y la débil actividad económica han provocado un nuevo récord en el número de empresas y personas que se han declarado en concurso de acreedores asfixiados por sus deudas y por las dificultades para cumplir con sus compromisos de pago. En concreto, las sociedades o familias que han optado por este recurso, conocido antiguamente como suspensión de pagos, han alcanzado a más de tres años del inicio de la crisis las 1.803, un máximo desconocido desde que empezó a elaborarse esta estadística en 2005 y un 5,9% más que en el mismo período de 2010.

El anterior máximo trimestral se alcanzó en el segundo trimestre de 2009, con 1.762 insolvencias, frente a la media de 250 concursos trimestrales que se registraban antes de que estallara la crisis económica. No obstante, según la Estadística del Procedimiento Concursal publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), destaca que mientras la cifra de empresas insolventes volvió a aumentar en tasa interanual, en un 8,3% hasta las 1.552, bajó el número de particulares que recurrieron a este procedimiento en un 7%, hasta totalizar 251.

Por tipo de empresa, tres de cada cinco sociedades que entraron en suspensión de pagos entre enero y marzo eran pequeñas, ya que su volumen de negocio era de menos de dos millones de euros. En su mayoría, además, eran Sociedades de Responsabilidad Limitada. Por lo que respecta al sector de las empresas con problemas, la actividad inmobiliaria residencial sigue aportando el mayor número de ellas, con una de cada cuatro. Si se tienen en cuenta las que son de la construcción en general, la relación aumenta a una de cada tres. Por detrás, los otros sectores con más dificultades son la industria y el comercio.

En cuanto al tipo de concurso, los que más aumentan son los necesarios, que crecen en un 20%, aunque en número absoluto siguen siendo bastante menos con apenas 91 del total de concursos registrados en estos tres meses. Atendiendo a la clase de procedimiento, los abreviados aumentan un 9,7% mientras los ordinarios, más lentos, disminuyen un 29,0%.

La estadística del INE también muestra que, del total de concursos de acreedores presentados en el inicio del ejercicio, sólo el 1,6% iba acompañado de una propuesta anticipada de plan de pagos y de viabilidad, lo que demuestra las escasas posibilidades que tienen las sociedades para evitar la liquidación y salir del procedimiento de insolvencia.

El primer trimestre de cada ejercicio ha sido siempre propicio a un incremento del número de insolvencias, aunque el comienzo de 2011 ha resultado especialmente dañino, con un alza del 21,2% en el número de concursos respecto a los últimos tres meses del año.