Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El petróleo supera los 120 dólares por primera vez desde agosto de 2008

El conflicto en Libia y el descenso del dólar impulsan el precio del crudo.- El Texas también marca su nivel más alto en dos años

El barril de Brent ha superado hoy los 120 dólares en el mercado de futuros de Londres por primera vez desde agosto de 2008, ya que lo rozó en febrero, con lo que mantiene la imparable tendencia al alza mostrada desde principios de año por la tensión en Libia y Oriente Medio. El petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en mayo alcanzó hoy un máximo en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) de Londres de 120,63 dólares, para situarse posteriormente en el entorno de los 120,30 dólares. También el Texas, de referencia en Estados Unidos, ha rebasado hoy los 108 dólares por barril, su nivel más alto desde 2008.

El avance registrado hoy en el barril que sirve de referencia para Europa representa un incremento del 1,62% con respecto al cierre del mercado el viernes y del 4,69% con respecto al miércoles de la semana pasada. En el primer trimestre, el barril ha registrado una revalorización superior al 23 % en la cotización del petróleo, su mayor ascenso trimestral también en los últimos dos años.

Los efectos de este incremento ya se están dejando notar en el bolsillo de los consumidores, ya que la gasolina está en máximos históricos a un precio de 1,33 euros el litro, de hecho ha cerrado cuatro semanas con sendos récords. Junto a ello, también ha dado alas a la inflación, que en España está en el 3,6% mientras el Banco Central Europeo ya ha avisado de que podría subir los tipos de interés esta semana, lo que sería el primer movimiento al alza en tres años, para atajar las presiones inflacionistas.

La causa principal es la tensión en Oriente Medio y en el norte de Africa, las zonas suministradoras de crudo por excelencia, aunque en el alza de los últimos días influyeron también los buenos datos económicos procedentes de EE UU, especialmente la mejora del desempleo, que se situó en su nivel más bajo desde 2009. Junto a ello, también ha condicionado la cotización del crudo el descenso del dólar, ya que los barriles se pagan en divisa estadounidense y una depreciación en su valor suele ir acompañada de un repunte en el petróleo.