Portugal se queda al borde del punto de no retorno en su crisis de deuda

Los inversores recrudecen el acoso a Portugal tras conocerse que el déficit cerró 2010 en el 8,6%.- Los problemas con la cajas tiran al alza de la prima española

El Gobierno de Portugal ha reconocido hoy que, tras la dimisión del primer ministro, José Sócrates, la pasada semana por el rechazo del Parlamento a su cuarto plan de ajuste, no está legitimado para negociar ningún rescate pese al persistente acoso del mercado. Además, las cifras revisadas de su déficit público han confirmado hoy que su desequilibrio financiero es mayor de lo anunciado, ya que en lugar del 7% inicial el dato final se ha ido al 8,6%, muy por encima del límite del 7,3% que el Ejecutivo luso había comprometido ante Lisboa. Ante semejante rosario de malas noticias, los inversores han recrudecido su acoso contra la deuda de Portugal, que continúa marcando máximos y se aproxima a marchas forzadas a un punto de no retorno en el que la única salida va a ser activar el fondo de rescate de sus socios del euro.

En el mercado secundario, la rentabilidad exigida a los bonos a 10 años del Tesoro portugués, de referencia, hace días que sobrepasó el nivel psicológico del 7% que el ministro de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, consideró a finales de 2010 como la frontera para no tener que pedir ayuda. Pese a ello, más de tres meses después, Lisboa sigue rechazando el rescate. Eso sí, Teixeira dos Santos ha asegurado que su Gobierno "no será irresponsable" hará todo lo que esté en su mano para reconducir el problema de la deuda pública. A lo largo de los próximos tres meses debe cumplir con el vencimiento de bonos por valor de 9.500 millones, de ahí las dudas de los inversores a un posible impago. Ante la actual actitud de los mercados contra Portugal va a ser difícil que cubra todas sus necesidades por la vía tradicional de financiación de los Estados, que consiste en la emisión de deuda.

Hoy, el interés que los inversores consideran óptimo para entrar en sus títulos ha llegado al 8,4% en sus bonos a 10 años, al 9,6% en los de cinco y al 8,77% en los que tienen vencimiento en 2013, lo que deja en evidencia que las dudas de los inversores se centran más en el corto plazo. Ante este impulso de los tipos, la prima de riesgo del país, que se establece a partir del diferencial con el interés de los bonos alemanes a 10 años, los más estables de la eurozona, ha seguido subiendo hasta tocar los 505 puntos básicos. En todos estos casos, se trata de los niveles más altos desde que el país entró en el euro en 1999.

También hoy, la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's ha vuelto a rebajar, en este caso en un escalón, la nota de solvencia a largo plazo de los bancos portugueses Banco Santander Totta, Caixa Geral de Depositos, Banco Espirito Santo y Banco BPI. Tras el movimiento, bajan a BBB- desde BBB, lo que supone el último peldaño por encima del grado especulativo o bono basura.

En cuanto a España, que en las últimas jornadas había logrado esquivar el correctivo, hoy ha visto subir los intereses exigido a su deuda, aunque en menor medida que en el caso de Portugal. La razón de esta reaparición de las tensiones, según los analistas, está en los problemas que está teniendo el Banco de España para cerrar el proceso de reestructuración de las cajas de ahorros tras la expulsión de la CAM de Banco Base. Por este motivo, su prima ha vuelto a subir hoy hasta los 194 puntos básicos.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción