La reestructuración financiera

La CAM renuncia a la salida a Bolsa de Banco Base a cambio de mantener su representación

La caja alicantina cierra un acuerdo en falso y accede a recibir 1.447 millones del Estado pero con la condición de tener el mismo 40% que Cajastur en la nueva entidad

Las cajas comienzan a desfilar ante la ventanilla del Banco de España para dar a conocer sus planes de recapitalización. Entre las que aun no habían confirmado su estrategia, la CAM ha anunciado que accede a que el banco solicite una inyección del Estado de 1.447 millones de euros para cumplir con los próximos criterios de solvencia y descartar su salida a Bolsa a cambio de mantener su participación del 40% en Banco Base, grupo del que forma parte junto a Cajastur y las cajas de Cantabria y Extremadura. La decisión cierra, de momento, la pugna entre la caja alicantina y la asturiana por el control de la nueva entidad. Además, el anuncio se ha producido el mismo día en el que acaba el plazo para que las entidades que no llegan a estos mínimos trasladen sus planes de recapitalización al Banco de España.

Según han explicado desde fuentes de la caja alicantina, la CAM desistió de su idea de que el Banco Base salga a Bolsa a cambio de respetar el reparto del accionariado del grupo firmado en su acuerdo de integración. La asturiana prefería ir al FROB y la alicantina quería salir a Bolsa esgrimiendo su buena experiencia en la emisión de cuotas participativas. Y además, entiende que la oposición de Cajastur a esta vía reside en que con ella no se garantizaría a Manuel Menéndez los 12 años pactados como consejero delegado del Banco Base.

De esta forma, siempre que este miércoles reciba el visto bueno final de las asambleas de las cuatro cajas que forman el Banco Base, tanto Cajastur como la CAM controlarán un 40% del grupo, aunque la primera abogaba porque este porcentaje bajase al 27% amparándose en el deterioro de la situación económica de su socio alicantino, pese a que duplica a la asturiana en tamaño. En cuanto a las otras integrantes de la fusión, las cajas de Cantabria y Extremadura se repartirán el 20% restante.

No obstante, la entrada del Estado en su accionariado inevitablemente supondrá un nuevo reparto de la participación de las cuatro cajas. En cualquier caso, desde la CAM esperan que, llegado el momento, esa distribución de porcentajes se haga de forma proporcional.

Además, pese a que las cuatro cajas han decidido seguir adelante con su alianza y han aceptado que el Estado entre en su capital en el consejo de administración del Banco Base celebrado a primera hora de esta mañana, la decisión definitiva la tendrán las asambleas que se producirán este miércoles. De hecho, fuentes financieras citadas por Cinco Días aseguran que el conflicto continúa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS