Madoff dice desde la cárcel que los bancos "tenían que conocer" su fraude

El ex financiero estadounidense concede a 'The New York Times' la primera entrevista desde que fue encarcelado en 2008

El ex financiero estadounidense Bernard Madoff ha asegurado en una entrevista con The New York Times que los bancos "tenían que saber" del fraude del esquema piramidal de inversiones con el que, durante 16 años, estafó miles de millones de dólares. Desde la cárcel de Butner, en Carolina del Norte, en la que está recluido desde 2008, Madoff ha concedido dos horas de conversación con el rotativo neoyorquino, la primera entrevista desde que está encarcelado, además de una serie de correos electrónicos. En ella, habla de la "ceguera voluntaria" de los bancos y fondos de inversión que utilizó para su fraude, la mayor estafa de la historia, estimada en unos 80.000 millones de dólares (unos 60.000 millones de euros), lo que los convierte, a su juicio, en una especie de "cómplices".

Más información
La bola de nieve que nadie paró

Madoff niega que su familia estuviera al corriente de sus manejos y el periodista le encuentra delgado y nervioso, quizá "por el peso de la tristeza" que le produce la desgracia que ha echado sobre su familia, culminada con el suicidio de su hijo Mark el pasado mes de diciembre. Madoff, detenido en diciembre de 2008, cumple una condena de 150 años por el mayor fraude de la historia de Wall Street. Su familia se enfrenta ahora a multitud de demandas y a la sospecha de todo el país.

No piensa lo mismo, sin embargo, de las instituciones financieras a las que recurrió para su multimillonario fraude. Habla "con fluidez e intensidad" de sus tratos con varios bancos y fondos de inversión, de los que destaca su "ceguera voluntaria" y su fracaso a la hora de analizar las discrepancias en la documentación que manejaban. "Tenían que saberlo", dice, "pero la actitud era algo así como "si estás haciendo algo incorrecto, no queremos saberlo". Ahora se dice sorprendido de la cantidad de mensajes y correos electrónicos que cruzaron instituciones financieras antes de conocerse el fraude y que están aflorando en los tribunales. "Estoy leyendo mucho más ahora sobre las sospechas que tenían de lo que supe en su momento", dice. No obstante, no nombra ningún banco o fondo en concreto, sino que critica la falta de controles.

Se trata de un cambio de actitud respecto a lo que dijo cuando se conoció el fraude, cuando aseguró que solo él era culpable. En la entrevista, reconoce su culpabilidad, pero apunta a los grandes bancos y fondos, sin demasiada consideración por los miles de pequeños inversores que perdieron sus ahorros por su estafa. Sostiene que antes del fraude, muchos de ellos ganaron mucho dinero con él y "sabían a lo que se arriesgaban".

El financiero sostiene que está colaborando con Irving H. Picard, el interventor nombrado por la justicia para recuperar los miles de millones de las víctimas de su estafa piramidal, fraude conocido en EE UU como Esquema Ponzi. Asegura en un correo al periodista que, tras reunirse con el equipo de Picard en verano, le proporcionó "información que sabía que era fundamental para recuperar activos de esa gente que era cómplice del lío en el que me metí". Posteriormente va más allá: "Digo que los bancos y fondos fueron cómplices de una forma u otra y mi información a Picard cuando estuvo aquí dejó eso claro". No es tan colaborador con los fiscales de los cargos criminales abiertos. Dice que desde el principio se ofreció para dar a los fiscales la información "solo para recuperar el dinero, pero rechacé darles pruebas criminales".

Fotografía de la ficha policial de Bernard Madoff, de marzo de 2009.
Fotografía de la ficha policial de Bernard Madoff, de marzo de 2009.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS