Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botín celebra que el mercado empieza a ver las "magníficas" medidas del Gobierno

El recorte de ganancias en España lastra en un 8,5% los beneficios del grupo con 8.181 millones.- La entidad tiene 17.000 millones en activos problématicos

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha asegurado hoy que las medidas que ha tomado el Gobierno en los últimos meses son "magníficas" y ha celebrado que la situación de España ahora es "mucho mejor". Lo que, a su juicio, han empezado a percibir los inversores. "Hemos notado que hay un cambio de percepción sobre España en el último mes y medio clarísimo", ha añadido sobre la percepción que tiene España en los mercados extranjeros.

Según Botín, la situación de la economía española "está cambiando claramente" porque se están tomando las medidas necesarias para salir de la "mala" situación que tenía, aunque ha matizado que las dudas que se han suscitado sobre la economía española "son absolutamente exageradas". Ahora, lo que hace falta, ha destacado, es que "lo antes posible" vuelvan la confianza a los empresarios, la inversión y la creación de puestos de trabajo para reducir el paro, un objetivo que hay que cumplir "cuanto antes", ha subrayado.

Además, ha afirmado que es urgente que las cajas de ahorros se recapitalicen y, a ser posible, con capital privado, en línea con la opinión de su homólogo al frente del BBVA, Francisco González. Según ha añadido, el plan anunciado por el Gobierno para fortalecer la solvencia de las entidades "es un paso muy positivo" para la economía española. Mirando hacia dentro de su grupo, ha asegurado que Banesto "no está en venta".

Botín ha hecho estas declaraciones tras la presentación de resultados de 2010. El primer banco de España ha cerrado el pasado ejercicio con un descenso de beneficios del 8,5% hasta los 8.181 millones lastrado por el aumento de las provisiones y la mala evolución de su negocio en España, donde sus ganancias han caído un 38%. Además, el banco, siguiendo la nueva política del Banco de España sobre transparencia, ha informado de que acumula 17.000 millones en activos que el supervisor considera potencialmente problemáticos. Estos créditos, que suponen el 7% de la cartera crediticia del Santander en España, cuentan con una cobertura del 30%.

Morosidad y riesgo inmobiliario

Dentro de este apartado están incluidos los créditos morosos -aquellos con tres o más meses imapagados-, los subestándar -aquellos que aún estando al corriente de pago han sido considerados de riesgo- o los inmuebles incorporados a la cartera del banco en canje por la deuda de las promotoras o inmobiliarias. En el primer caso, aunque la morosidad frena su ritmo de avance, sigue ligeramente por encima de su nivel de hace un año con un 3,55% -un 4,4% en España frente al 5,7% de media del sector-. Los activos que han entrado en mora están cubiertos al 73%. Abriendo el foco, la entidad tiene concedidos 27.334 millones a actividades relacionadas con la construcción y el sector inmobiliario con una tasa de dudosos del 17%.

Precisamente, para hacer frente al deterioro de activos, el banco presidido por Emilio Botín ha destinado 10.258 millones de euros a dotaciones por insolvencias. Santander afirma que del total, 693 millones corresponden a la dotación bruta obligada por el cambio de normativa del Banco de España.

Según añade la nota, el banco terminó el pasado año con unos recursos propios computables de 79.276 millones de euros, lo que supone un excedente de 30.885 millones sobre el mínimo regulatorio exigido. Con estos recursos, el core capital o capital de máxima solvencia -activos ponderados por riesgo- se sitúa en el 8,8%, tres décimas más que a cierre de septiembre. Además, confía en cerrar 2011 en el 9%, por encima del 8% que exigirá el Banco de España a partir de otoño.

Los beneficios en España caen un 38%

En cuanto a la evolución del negocio, frente al recorte de los beneficios en España de un 38% hasta los 1.243 millones, que gracias a la diversificación del grupo solo aporta un 15% del total de las ganancias, Santader dispara sus beneficios en Brasil, su principal mercado hoy en día y donde gana un 30% más con 2.836 millones de euros.

El mercado ha recibido los resultados del Santander de forma negativa, más preocupados por el dato concreto del cuarto trimestre que del conjunto del año. A la hora de la apertura, sus acciones han llegado a caer un 1,5% en Bolsa hasta los 9,02 euros arrastradas por la tendencia a la venta sobre los bancos que cotizan en el selectivo Ibex 35. No obstante, han moderado a partir de ese momento sus recortes.