La UE quiere que los reguladores puedan bloquear negocios de los bancos

La Comisión Europea presentará esta semana su propuesta para reforzar el control de las entidades sistémicas.- Aboga por limitar la exposición al riesgo de las entidades y ordenar su separación

La Unión Europea quiere dar poder a los reguladores para influir en las decisiones de los bancos considerados como demasiado grandes para caer ya que pondrían en peligro el sistema financiero. Según un borrador de Bruselas sobre la nueva legislación para las llamadas entidades sistémicas al que ha tenido acceso Bloomberg, los supervisores podrán bloquear la emisión de productos financieros que no cumplan con los requisitos de transparencia o limitar las operaciones que supongan la asunción de excesivos riesgos por parte de estos bancos.

La iniciativa forma parte de los trabajos para reformar el sistema financiera con el objetivo de evitar que los contribuyentes tengan que pagar de su bolsillo futuros rescates de bancos, tal y como ha sucedido durante la reciente Gran Recesión. Dentro de esta reforma y una vez fijados los requisitos mínimos de capital y solvencia que tendrán que cumplir todas las entidades independientemente de su tamaño, establecidos por Basilea III, falta por fijar, por una parte, cómo se decidirá cuáles son estos bancos demasiado grandes para caer. Por otra, tampoco se han decidido las condiciones especiales que deberán cumplir. Eso sí, seguro que pasarán por unas exigencias más estrictas de capital, mayor capacidad para absorber pérdidas y una vigilancia más rigurosa de sus cuentas y actividades. El responsable de determinar estas cuestiones es el Foro de Estabilidad Financiera (FSB), y tiene de plazo hasta final de año para hacerlo.

Más información
Europa ha puesto a disposición de los bancos 4,5 billones desde la caída de Lehman
¿Evitarán otro desastre?
S&P plantea revisar su método para calificar a la banca

Las entidades demasiado grandes para caer -too big to fail en inglés- es una terminología que se hizo popular tras la quiebra de Lehman Brothers. La interrelación de este banco de inversión con el conjunto del sistema financiero internacional y el impacto que tuvo su caída en el resto de entidades casi llevó al sistema al colapso. Este hecho generó un trauma entre las autoridades, que no quieren repetir la experiencia de estar al borde del abismo por las arriesgadas decisiones de unos pocos ni de tener que desembolsar ingentes cantidades de dinero para socorrerlas. Hay que recordar que, en la actual crisis, ya han puesto a disposición de la banca 4,5 billones de euros. Por lo que respecta a España, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, ya ha dado por hecho de que los dos mayores bancos del país, Santander y BBVA, entrarán dentro de la clasificación de entidades sistémicas, lo que no acaba de gustar a estas instituciones.

A partir de la entrada en vigor de esta nueva legislación, según describe Bloomberg, los bancos que necesiten ser rescatados estarán obligados a cambiar "sus estructuras legales u operativas", lo que implicaría cambios tanto en su dirección como en su forma jurídica. Otras medidas recogidas en el documento, que tiene fecha de diciembre de 2010, apuestan por permitir a los reguladores decretar el cese de actividades o negocios excesivamente arriesgados de aquellos bancos que necesiten ayuda financiera pública y limitar su exposición a sectores de riesgo, ya sea de forma individual o acumulada por varias entidades.

El borrador también alude a la necesidad de que las autoridades "se aseguren de que las actividades críticas puedan ser separadas legal y económicamente" durante una crisis. Asimismo, en este caso fuentes de Bruselas citadas por Reuters, han adelantado que la UE va a proponer que los supervisores puedan forzar a los inversores que han prestado dinero a los bancos a asumir parte del coste de su liquidación y no verter esta responsabilidad solo en los accionistas, tal y como ocurre actualmente. La forma de hacerlo sería a través de una especie de bonos convertibles, un instrumento que ya existe pero que no es muy habitual, añade la misma fuente.

La Comisión Europea tiene previsto presentar las medidas esta semana para consultarlas con los bancos, consumidores e inversores antes de elevarlas al ámbito de discusión de los Veintisiete, lo que deber tener lugar a final de año.

Los banqueros centrales de Japón,la Eurozona y EE UU pasean por Jackson Hole (Wyoming) en febrero de 2009.
Los banqueros centrales de Japón,la Eurozona y EE UU pasean por Jackson Hole (Wyoming) en febrero de 2009.GETTY
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS