El riesgo periférico se desboca

La deuda se dispara en España hasta los 210 puntos básicos, regresando a niveles previos a los test de estrés.- La prima de riesgo irlandesa se sitúa por encima de los 600 puntos básicos por primera vez

La prima de riesgo de los países periféricos europeos ha entrado a mediodía de hoy en una espiral desenfrenada que amenaza con arruinar la confianza en estos estados para salir de la crisis. Por segunda vez en los tres días que van de semana, España vuelve a los niveles previos a los test de estrés de principios del verano, que devolvieron la seguridad en el sistema financiero; la prima, además, se ha desbocado en Irlanda (en el cierre sobrepasaba los 600 puntos básicos por primera vez); y en Portugal (468 puntos básicos). La deuda griega también rueda sin frenos y no va mal encaminada en Italia, justo por detrás de España.

El bono de deuda español a diez años respecto al bund alemán, el bono de referencia en Europa para medir la prima de riesgo, se ha situado en torno a los 210 puntos básicos al término de la sesión; el Ibex 35 ha caído finalmente un 1,68%, tras una jornada dubitativa, ora en positivo ora en negativo, por debajo del 2%. Santander y BBVA encabezan las pérdidas. Peor que la Bolsa de Madrid solo ha estado la de Milán, con descensos ligeramente superiores.

Más información
El castigo a la deuda irlandesa golpea a los países del sur de Europa

La elevada prima de riesgo, cuya rentabilidad ha hollado el 4,500%, ha escalado pasadas las cuatro de la tarde hasta doce puntos básicos. Peor les han ido las cosas de momento a Irlanda (49 puntos básicos), Portugal (29 puntos básicos) o Grecia (14 puntos básicos).

Y es que la confianza en la solvencia de los periféricos se encuentra bajo mínimos. Y esa inseguridad de los despectivamente llamados PIIGS ha acabado por arrastrar a España.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS