Sector inmobiliario

El número de hipotecas vuelve a caer pese al repunte de las ventas

El importe medio de las hipotecas constituidas sobre vivienda se elevó a 121.381 euros, un aumento del 8,5% respecto al mismo mes del año anterior

Agosto suele ser un mes extraño para la venta de viviendas, que de hecho es un sector con sus propios ritmos y características y con un rosario de estadísticas que pueden acabar generando confusión. Raro, o al menos no muy habitual, fue que se vendieran las mismas casas que en julio pese a las vacaciones. Pero más extraño aún es que aunque se están comprando más viviendas que hace un año gracias al final de la deducción por vivienda y el plazo de las cuentas ahorro, la concesión de hipotecas sigue renqueando.

Según ha informado hoy el INE, los créditos para comprar casa firmados en agosto volvieron a caer por cuarto mes consecutivo, aunque al menos lo hicieron a menor ritmo que en julio. Así, si en aquel mes se concedieron un 6,8%menos de hipotecas, en agosto lo hizo un 3,4%, hasta las 50.223. Además, el repunte que ha vivido el mercado en los dos últimos trimestres en cuanto al incremento de las transacciones tampoco se refleja en el dato acumulado de hipotecas desde enero, que se reduce un 1,7% con respecto al mismo periodo de 2009. También bajan el número de ellas que han cambiado de titular o que han sido asumidas por otro banco.

Más información

Frente al menor número de hipotecas firmadas, lo que sí aumenta, y por primera vez tras cinco meses consecutivos de descenso, es el capital prestado para cambiar de casa o adquirir la primera vivienda y el valor medio de los créditos. En concreto, el total de dinero que han dejado los bancos y cajas para este fin se ha incrementado un 11% en tasa interanual con 6.096 millones mientras el importe medio de las hipotecas firmadas en agosto se elevó a 121.381 euros, un aumento del 8,5% respecto al mismo mes del año anterior. Este repunte se explica, en su mayor parte, por el hecho de que la incipiente recuperación está animando a las entidades a conceder más dinero por inmueble a aquellos clientes con un perfil de riesgo adecuado. No obstante, sin recuperar la política de llegar al 100% del valor de la operación que triunfaba en los años dorados del sector.

Las explicaciones sobre este desfase entre más ventas pero menos hipotecas se encuentran en un cúmulo de factores que han condicionado el mercado y, a su vez, las estadísticas sobre el sector. Así, por un lado está la fuente de los datos del INE, que se obtienen a partir de la información de los Registros de la Propiedad de todo el territorio nacional y que tienen cierto retraso con respecto a la fecha en la que se ha cerrado la hipoteca con el banco. Por otro, que los bancos, aunque en menor medida, siguen incorporando algunos inmuebles en sus carteras a cambio de reducir la deuda de las inmobiliarias y promotores, como deja entrever el hecho de que las cancelaciones aumentan un 11%. Por último, el aumento, por primera vez en cinco meses del total de capital prestado por primera vez en cinco meses augura que, en los próximos meses, el repunte en las transacciones se trasladará también a las estadísticas sobre hipotecas.

Otra razón puede ser que más de uno haya seguido el ejemplo del fundador de la web inmobiliaria Idealista, Jesús Encinar, que se acaba de comprar su primer piso con 40 años y, lo que quizás es más sorprendente, que lo haya pagado a tocateja. Pero, de momento, las estadísticas tampoco son capaces de confirmar este extremo.

Las aportaciones a las cuentas ahorro vivienda deducirán hasta final de año

El PSOE ha registrado una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para 2011 con el objeto de garantizar que los contribuyentes con una base imponible igual o superior a 24.107,2 euros puedan desgravarse las cantidades depositadas antes del 1 de enero de 2011 en cuentas vivienda aunque posteriormente a esta fecha su saldo se invierte en su vivienda habitual, pese a la restricción de las deducciones a partir del próximo año.

El texto de la enmienda plantea que estos contribuyentes no perderán el derecho a las deducciones practicadas con anterioridad a 1 de enero de 2011 por las cantidades depositadas en cuentas vivienda, siempre, eso sí, que se destinen exclusivamente a la primera adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual.

El PSOE precisa que estos contribuyentes podrán beneficiarse de las deducciones sobre las cantidades depositadas durante todo 2010 en su declaración de la renta que realizarán el próximo ejercicio, aunque superen el límite máximo para poder beneficiarse de deducciones, sólo si cumplen los requisitos en relación también al plazo de compra de la vivienda, fijado en cuatro años.

En cualquier caso, ninguna aportación que se haga a partir del 1 de enero de 2011 por parte de un contribuyente que supere los 24.107,2 euros de base imponible tendrá derecho a deducción.

Lo más visto en...

Top 50