Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ikea y Alicante formalizan el acuerdo para abrir un centro de la firma sueca en la ciudad

El Ayuntamiento evita dar plazos para la apertura en el sector de Rabassa, pendiente de urbanizar

La multinacional Ikea y el gobierno municipal de Alicante, del PP, han ratificado hoy el convenio para la futura implantación de una superficie comercial de la firma sueca en el barrio de Rabassa. Sellado el compromiso entre las dos partes, se ha fijado un mes para plantear la modificación puntual del plan parcial del sector de Rabassa, uno de los trámites previos a la urbanización y construcción del futuro Ikea. El delegado de Urbanismo de Alicante, Alfonso Mendoza, ha destacado que la ratificación del convenio supone "acelerar" y "dar un empujón definitivo a la instalación de Ikea" en la ciudad, por lo cual ha asegurado que hay que estar "satisfecho". Aunque ha evitado dar plazos debido a los trámites burocráticos que restan, Mendoza ha asegurado que los responsables de Ikea les han expresado su deseo de que sea "cuanto antes".

La llegada de Ikea al barrio de Rabassa llevará aparejada la apertura de otras firmas comerciales en una superficie comercial de unos 12.500 metros cuadrados. Dentro de unas semanas, está previsto que el Ayuntamiento reciba los estudios técnicos de previsión de la incidencia económica de la presencia de Ikea, aunque Mendoza ya ha avanzado que permitirá la creación de "un gran número de puestos de trabajo".

La implantación de Ikea en la Comunidad Valenciana, no obstante, está envuelta en polémicas. En el caso de Alicante, entre otros motivos, por el malestar de los comerciantes ante la perspectiva de un nuevo centro comercial. Tampoco el Ikea de la localidad valenciana de Paterna ha conseguido, de momento, pasar del papel tras años de conversaciones.